sábado, 10 de julio de 2010

"PALABRAS DE PRESENTACIÓN".

Amigos y vecinos de este gran distrito del Cono Norte. Vaya el saludo de José Carlos Serván Meza desde  el Jr. Los Narcisos de la Urbanización Santa Isabel. Estamos creando "CARABAYLLO Y YO", anticipándonos a recordar nuestra llegada a este ya querido suelo, un 20 de Julio de 1973. Son 37 años de permanencia feliz, al lado de personas nobles, trabajadoras y optimistas. Estamos cosechando lo que sembramos, es decir, amistad. Hoy, tenemos la tranquilidad de una casa propia y rodeados de gente decente y de magnífica voluntad.

Aún recuerdo aquella tarde, agitada por el suceso de la mudanza. Desde la Unidad Vecinal Nro. 3, con la ayuda de mi amigo Eugenio Tapia, un surquillano buena gente y amigo de la infancia que nos proporcionó su camión y su brazo fraterno. Resguardándonos Guillermo Soliz, amigo policía y querido vecino de la Unidad Vecinal Nro. 3 que se prestó voluntáriamente a darnos su ayuda. Fue un viaje largo, considerando que sólo existía la Av. Tupac Amaru y desconocíamos las rutas más convenientes para llegar a la Urbanización Santa Isabel.

Nuestro reloj marcaba las 5. Mi esposa, Antonieta Bernales Quiroz, sentía la misma felicidad de todos. Fue fácil llegar y ubicar la casa. Todavía se sentía la poca población existente. Casi nadie en las calles. Abrimos la puerta principal de nuestro chalecito modelo "D". Juanita, mi hija mayor, ayudaba a ingresar todas las cosas pequeñas, mientras que los niños Zoilita y Carlitos, se miraban sorprendidos y. como todos, ayudaban con lo que podían. Eugenio, Guillermo y "papá", éramos los poderosos del equipo de la mudanza.

Dentro de la casa, mi querida esposa iba acomodando nuestras pertenencias y las sombras comenzaban a invadir el escenario. Hubo un brindis de llegada y quedamos aquel 20 de Julio en nuestro techo propio. Se despidieron Eugenio y Guillermo, personas a las que jamás olvido y que, a pesar del tiempo transcurrido, seguimos en familiar contacto. Algo faltaba. No habíamos previsto la Luz ni el Agua. La hora avanzada y la emoción, nos impedía calcular que con una llamada telefónica, podíamos resolver la emergencia.

De pronto, un toque en la puerta nos sacaba de las ocupaciones. Era nuestro vecino Antonio Rubín y su pequeño hijo Renzo. Un huanuqueño de primera que nos abrió su corazón y nos dio la bienvenida con lo que más necesitábamos: el líquido elemento y la iluminación. Todo fue cuestión de cruzar cables y llenar vasijas, hasta que el amanecer del día siguiente nos permitiera gestionar lo necesario. Hace 37 años, nuestros hijos eran niños y, desde aquella vez, mantenemos una amistad irrompible los Serván Bernales y los Rubín Córdova.

El tiempo ha pasado raudo. Este exlocutor del Canal 4 de Televisión y que se iniciara en la Radio Victoria en los años 50, ha visto aparecer sus canas en medio de su otra actividad de músico. Ya les iremos contando lo que han significado estos 37 años. Un saludo a toda la población distrital y en especial a la vecindad de la Urbanización Santa Isabel. "CARABAYLLO Y YO", es el sentimiento de un surquillano que ha visto transcurrir toda una vida con su familia en suelo tan noble. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario