miércoles, 16 de diciembre de 2015

LA FAMILIA CASTRO SALAS. TAMBIÉN PIONERA DE SANTA ISABEL. CON TODO NUESTRO APRECIO FAMILIAR.

Lina Salas y Sergio Castro
Ahora dedico esta reseña a otra de las buena familias de la urbanización Santa Isabel de Carabayllo. ¡Bienvenida familia Castro Salas! Lo debimos haber comentado mucho antes, pero tiene tanta significación para nosotros que es un placer hacerlo en la fecha. Ya estábamos inmersos en la televisión allá por 1973, cuando un 20 de Julio, de aquel mismo año, llegamos para disfrutar de este gran clima que nos rodea. Viene entonces a nuestra memoria el paso de una mamá, Doña Lina, y sus pequeños. Destacaba entre las niñas una de mayor estatura y que hoy es la Dra Carmen Castro Salas, profesional que aconseja en Radio María y en su propio consultorio de Lince casos de comportamientos humanos. Nada hacía presentir que con el correr de los años estaríamos unidos como familias, porque el amor unió a a cuatro de nuestros hijos. Ellos nos antecedieron en llegar, porque lo hicieron el 14 de Febrero de 1973, cuando Mechita era una pequeña niña.

Carmen, Elena, Edita, Marivel, Zoila y Raúl. Mis
nietos Joaquín y Alejandra y Juanita.
Con la familia Castro Salas, somos vecinos en el mismo Jr. Los Narcisos de la urbanización Santa Isabel. Nuestros hijos Zoila Gabriela y Juan Carlos Serván Bernales, hallaron sus destinos hogareños con los hermanos Mercedes y Raúl Castro Salas. Hoy mas que nunca tenemos el anhelo de que esta gran relación sea sólida y eterna. Alejandra y Joaquín, nuestros nietos ya tienen siete años, son mellizos y desbordan su cariño en la tía Margarita Edita Duárez y los abuelos. Por supuesto que tienen todo el afecto de sus tíos y familia en general. Nada más hermoso que celebrar los cumpleaños en unión de toda la familia.

Sergio Castro Requejo.
Don Sergio Castro Requejo, nuestro consuegro, es un ciudadano nacido en el distrito de. Sòcota. Allí creció y se desarrolló para enfrentar este mundo difícil. Disfrutó de su hermandad familiar, dentro de un hogar con las reglas tradicionales. Conoció a la que fuera su esposa, Doña Lina Salas Duárez, lamentablemente fallecida, cuando estaban muy jóvenes y unieron sus vidas allá en Cajamarca, un lugar de bella naturaleza. Dedicó la mayor parte de su vida al campo de la pesca y es motivo de muchas de sus evocaciones. También incursionó en la televisión como miembro de los equipos de unidades móviles y llegando a ser camarógrafo del Canal del Estado. Excelente automovilista y tuvo como hobby el cambiar cada año de carro. Hoy goza de la jubilación laboral y disfruta apoyando en todo lo que le sea posible a su querida familia. No pierde la costumbre de retornar a la tierra que le vio nacer, porque es parte de su amor a la vida.

Elena "Nena" Castro Salas.
Ya hablamos de Carmencita y la continúa Elena Castro, la artista. La que usa pinceles y trabaja en esculturas. Premiada muchas veces por sus obras y dueña de una innata alegría y amante del baile. Madrina de mi nieta Alejandra y mamá de Ximena Sifuentes, ya señorita y su gran compañera. Sigue Olga Marivel, la que fuera traviesa chiquilla, es hoy una excelente profesional ejecutiva y casada con Lucho Floriano, empresario y con el que tuvieron dos varoncitos, Luchito y Sergio. El primero ya vive en casa de Dios y Checho se ha convertido en un joven interesante. Residen en San Miguel y disfrutan de la buena mesa.

El abuelo Sergio Castro con Alejandra y Joaquín.
Hemos hallado en Raúl Castro Salas, al mejor rastreador de "güariques" gastronómicos. Los conoce todos. Acompañó como se debe a mi viajera hija Zoila Gabriela en su última gira a Macchu Pichu y abundaron en fotos que muestran ahora con placer. Es el único hijo varón de la familia y excelente papá de Raulín, ahora independizado y dedicado mundo de las filmaciones. Raúl Martín Castro Salas es mano derecha de Lucho Floriano en "chamba" que lo absorbe demasiado. Gran muchacho y vecino nuestro con mi preciosa Zoila Gabriela en Los Narcisos de Santa Isabel.

Posan Nena, Zoila, Mercedes, Emilio y Juan Carlos
con nuestros nietos Alejandra y Joaquín.
Otra de las bellezas "chancletitas" es Irma, buena profesional en el campo médico y que, con Carlos Garay García, conforman la pareja romántica de la familia. Viven en San Borja y siempre nos regalan su visita para los cumpleaños y celebraciones especiales. Finalmente el "conchito" de los Castro Salas. Mi nuera preciosa "Mechita", ejecutiva del Banco Continental y que con Juan Carlos nos han convertido en el abuelo más feliz del mundo con Alejandra y Joaquín y tienen su hogar en Lince. ¿Qué les pareció? Esta ha sido una reseña de otra familia pionera de Santa Isabel en Carabayllo. La de los Castro Salas. Muy respetada y digna de mejores elogios. Estando cercana la fiesta del Niño Jesús, le deseamos una Feliz Navidad y un mejor venidero año nuevo 2016. Gracias.

Irma Castro y Carlos Garay.

jueves, 26 de noviembre de 2015

LA FAMILIA FLORIDA VELA DE "LOS ÁLAMOS". PIONERA EN LA URBANIZACIÓN SANTA ISABEL. NELLY FLORIDA Y SU SALÓN SPA "STETICKA".

Esposos Florida-Vela.
Volvemos a abrir el gran telón de nuestro teatro de la vida y vayamos al encuentro de una de las primeras familias que llegaron a la entonces nueva y flamante urbanización Santa Isabel de Carabayllo. Todas sus casas de interés social y de una sola planta, pero muy bien realizadas para acoger a quienes nos interesaba el techo propio. Subir a nuestros techos era encontrarnos con un amplio horizonte por todos lados y ver la salida del astro rey y también su espectacular despedida entre luces encendidas y reflejadas en nuestro cielo.

Vayamos entonces a quienes nos convocan en esta ocasión. Una pareja luchadora del departamento de Amazonas. Ella de Chachapollas y él de Santo Tomás. Nos interesó saberlo, porque nuestro papá fue de la provincia Rodríguez de Mendoza y entonces, nacía de parte nuestra, una simpatía espontánea hacia ellos. Mientras que nosotros arribábamos el 20 de Julio de 1973, la familia Florida Vela lo había hecho un año antes. Atendían en su negocio de la esquina de Los Álamos con Micaela Bastidas y se hallaba en plena construcción la que es hoy su acogedora casa.

Samuel Florida Vela y su padre.
La empresa SIRUSA había dejado todas las esquinas libres y sin construir y se vendían como terreno. Quería decir que los Florida Vela debían empezar de cero. Todo un esfuerzo notable y que hoy ponderamos. Época de las líneas de ómnibus 37 y 78, más conocidos como los rojos y los verdes y cuyos paraderos se iniciaban en la Av. San Martín. No existía la urbanización Tungasuca y el límite era la hoy llamada Av. Universitaria. Podíamos ver con nitidez el mar. Por eso es que apreciamos con claridad aquellas luces extrañas en el último sismo fuerte que sentimos en la capital..

Producto de esta pareja feliz, la de Ricardina Vela Oyarce que llegó a Lima a los quince años y José Diógenes Florida Valqui a los diesciocho, son cinco hijos que alternaron e hicieron amistad con los nuestros. Ellos son Nelly, Jovita, Mary, Lilly y Samuel. El mundo de Facebook nos conectó con Nelly, la mayor, y que ha heredado la pujanza de sus padres. Era frecuente ver a las chicas y que llegaron a mantener una buena relación con mi esposa Gaby, por esos años metida en el negocio de "los trapos". No solamente aquello. También se graduó de kinesióloga terapista luego de dejar el canto y dedicarse a la rehabilitación a través del masaje.

Nelly Florida Vela y "Steticka".
Época del gobierno militar de Juan Velasco Alvarado y se decía que Santa Isabel fue obra de uno de sus hijos arquitecto. Nelly Florida Vela emigró hacia el Japón y con alguien más de sus hermanos. Gran reto de la vida. Una experiencia que significaba dejar el hogar, la Patria y los recuerdos de toda una vida. El querido colegio "Trompeteros", sus maestros y los amigos de la niñez. Se hereda el espíritu de aventura a través de los genes. Hoy es toda una buena empresaria y mantiene su Salón Spa "Steticka" y con sólo atención previa cita en el tercer piso de Jr. Los Álamos Nro. 196. Pueden llamarla al 997 690 736. Tengan la plena seguridad que serán muy bien atendidos, porque Nelly disfruta con su trabajo.

El hijo de Nelly y su tío Samuel
Así es queridos vecinos de Santa Isabel de Carabayllo. Nuestras reseñas crecen y esta fue una muy agradable con la familia FLORIDA- VELA. Han pasado muchos años desde aquel 1973 y que la atención de la querida tienda de "Los Álamos", nos surtía de productos y golosinas. Se mantiene hoy como antes y además mantienen una excelente ferretería atendida por mi amigo José Diógenes Florida. No existía el SUPER EPSA y que hoy es sólo un recuerdo con sus esferas inmensas, todo un gran espectáculo cuando fueran "infladas" y que hoy son sede del Cuerpo de bomberos de Santa Isabel. Esperamos les haya agradado esta reseña y los invito a opinar con sus comentarios que son siempre bien recibidos. Gracias.

domingo, 8 de noviembre de 2015

NUESTRO VECINO MANUEL MENDOZA COPA Y SU CENTRO DE ARTE "KÉ FOTO" EN LA URBANIZACIÓN SANTA ISABEL DE CARABAYLLO.

Manuel Mendoza Copa
Para nosotros no hay mayor placer que el vivir positivos. Llegamos a Santa Isabel hace exactamente cuarenta y dos años y con las ilusiones de la casa propia y luchando codo a codo con nuestra familia para lograrlo. Recuerdo que íbamos de paseo a Santa Rosa de Quives y al recorrer la Av. Tupac Amaru y ver en el camino a estas nuevas urbanizaciones, no pensamos jamás en anclar por acá. San Felipe y Santa Isabel se lucían solitarias y con sus casitas de una sola planta y soportando un Sol ardiente. Y se dio la ocasión, con muchas satisfacciones, especialmente el de hallar vecinos buenos y amigos.

Reseñar a Manuelito, tal como lo tratara nuestra querida esposa, es cumplir con ella. Lo recuerdo en épocas en las que íbamos a su negocio en busca de películas y atractivos musicales. El muchacho se comportaba con una voluntad increíble y hasta colaboraba en arreglar los famosos cassettes. Mostraba su paciencia y voluntad naturales. Se ganaba todas las simpatías. Recuerdo que, hace ya unos años, le consulté nos orientara con algunos secretos del mundo de la computación y no tuvo objeción alguna en regalarnos su tiempo. Estábamos con todo nuestro entusiasmo en estos blogs.

Manuel Mendoza Copa nació en el Rímac y ha tenido que esforzarse para lograr lo que ha venido consiguiendo hasta la fecha. Con el cable y los adelantos actuales, dejó el alquiler de películas y hoy está íntegramente abocado a su tarea de mantener en alto su local llamado "KÉ FOTO". Un estudio en el que ofrece sesiones y arte en fotografía con todas las comodidades para sus exigentes clientes. Hay que estar en el lugar, para darse cuenta de las facilidades que ofrece a los padres de familia que desean una buena foto recordatoria de sus niños. Esa es su especialidad y a todo color.

Su famoso estudio fotográfico en Santa Isabel.
Nos dijo que estudió Ciencias Contables y se inició así en el trabajo hasta por diez años, llevando cuentas de distintos negocios, entre números y cálculos de mucha responsabilidad. Le agrada cantar y tiene admiración por los famosos Raphael y Camilo Sexto, por lo que entona sus canciones y se da el lujo de visitar "Karaokes" y dar rienda suelta a su voz. Lo hemos oído y se defiende. Lo tuvimos en casa y aprovechamos en hacer unas pruebas y acompañarlo con nuestros teclados. Ama la Nueva Ola y también el repertorio del italiano Nicola Di Bari. Así disipa sus preocupaciones.

Siempre en busca de distraer y ocupar su tiempo con algo mejor, halló la fotografía. Quiero suponer que aprendió las técnicas de toma, revelado y copias en el cuarto oscuro, porque siempre hay alguien que no se asocia al modernismo. Ahora ya está en la era de lo digital. Empezó tomándolo como hobby y es así que se animó a mantener su propio negocio con su estudio "KÉ FOTO" en la Av. San Martín Nro. 220 de Santa Isabel. Teléfonos: 4871145 y celular 959 623 537. A sus órdenes y atiende todo tipo de servicios. Matrimonios, cumpleaños y lo que tenga a bien necesitar.

Valió la pena visitarlo. Necesitábamos urgente pasaporte y Manuel Mendoza fue la solución. Para él la fotografía, más que una foto, es un sentimiento. Hallará sesiones económicas, estándares y premium con precios al alcance de todos los bolsillos. Lo importante es la atención y que el cliente quede muy satisfecho. Nuestra reseña no tiene carácter de publicidad y lo hacemos porque queremos destacar a los buenos vecinos y amigos de la Urbanización Santa Isabel de Carabayllo. Hoy le tocó al bueno de Manuel y quien sabe el próximo reseñado sea Ud. Gracias.

viernes, 13 de febrero de 2015

INVASIÓN DE MOSCAS Y DE PANDILLEROS EN SANTA ISABEL DE CARABAYLLO. ¡TREMENDAS PLAGAS! ¿QUÉ ES LO QUE PASA?

Camión chanchero en S. Isabel
Ya es frecuente ver por la televisión las críticas a los diferentes municipios distritales con respecto al recojo de la basura. Lamento informar que en nuestra querida urbanización de Santa Isabel, los camiones recolectores del municipio de Carabayllo, brillan por su ausencia. Además, de esto se aprovechan los camiones "chancheros" y hasta tienen la insolencia de cobrar por sus servicios. No es mucho, pero molesta a quienes cumplimos fielmente con el pago de los arbitrios municipales. Son además una pésima imagen para la urbanización y nuestro distrito. Ojalá desaparezcan. Es una toma directa desde nuestra ventana la que pueden observar en la foto.

Basurales en "Chimpu Ocllo".
Generalmente y a las hora de ingerir nuestros alimentos, aparecen las benditas moscas y a las que habíamos olvidado. ¿Qué sucede? Casi todas las avenidas adyacentes muestran montículos de bolsas de basura y que los irresponsables vecinos dejan para liberarse de ella. Esto trae como consecuencia que los perritos destruyan esos depósitos y queden restos de alimentos que generan la proliferación de tan antipáticos insectos. Los malos olores son otro fastidio. Nuestra "Cámara Viajera" captó uno de estos montículos muy cerca a nuestro hogar. Es la Av. "Chimpu Ocllo" y lo mismo pasa por otros lugares y que afectan el ornamento de la urbanización Santa Isabel.

Nuevo y flamante Palacio Municipal de Carabayllo
Gracias a Dios tenemos una muy buena relación con las autoridades del municipio de Carabayllo que, por otro lado, se han ganado una felicitación especial con la edificación de su nuevo Palacio Municipal que luce majestuoso en reemplazo del anterior. Verlo erigido es un sueño. Ya en el Día de la Amistad un abrazo a su Alcalde Don Rafael Álvarez Espinoza, de gran trayectoria y que tuvo el honor de haber sido reelecto. A él nos dirigimos en esta ocasión para que tenga en cuenta el problema que mencionamos líneas arriba.

El "Escuadrón Canino".
El otro asunto que nos ha invitado a escribir esta nota, es el de las constantes "visitas" de los jóvenes pandilleros que bajan en patota y realizan actos que atentan contra la seguridad pública. Concurrimos a nuestros muy bien iluminados parques de Santa Isabel, pero tenemos que mostrarnos en cierto modo a la defensiva, porque no nos queda otra cosa. Es que la falta de los carros de Serenazgo ha sido notada por los facinerosos y que en cualquier rato puedan cometer sus fechorías. Aquí en la foto se luce la agrupación de los equipistas del escuadrón canino y que esperamos saquen a relucir sus armas defensivas muy necesarias para luchar contra la delincuencia.

La Comisaría de Santa Isabel.
Nuestra policía tampoco actúa como debiera ser su deber. Poca dotación de efectivos y que ni se ven. Patrulleros ausentes o bien estacionados en el puesto policial. Daría la impresión que el esfuerzo del Ministro Urresti no es tomado en cuenta por estos lares. Todo lo que estamos manifestando es lo que podemos percibir de los amigos y vecinos de Santa Isabel que observan la nueva imagen de su puesto policial. Ojalá se solucionen estos problemas y podamos volver con otros comentarios diferentes. Buscamos sólo el bienestar de nuestra urbanización y la de todos los buenos vecinos.Gracias.

miércoles, 28 de enero de 2015

LA SEGURIDAD EN NUESTRAS CALLES. NO HAY QUE MAGNIFICAR LOS ACTOS DELICTIVOS. CONFUNDÍ UN BALAZO CON UN ESTALLIDO DE LLANTA.

Una moto taxi en Santa Isabel.
Esto me sucedió en Abril de 2012. Retornaba del centro de Lima a mi apacible domicilio en la urbanización Santa Isabel. Fue un día de una debacle futbolística de nuestra selección ante Chile. Durante el trayecto me enteraba por la radio, audífonos en orejas,  del alentador primer tiempo. Llegamos a destino, bajé del ómnibus y siempre escuchando la emisora que realizaba la transmisión. Al salir de un pasaje que me llevaba a casa, sentí un tremendo sonido que no le di importancia. 

Los audífonos y la noche no me permitían estar en la realidad. Vi una moto taxi, muchas personas al rededor y yo para nada me distraje con aquel alboroto. Mi meta era llegar y ver el segundo tiempo en la "tele". Pensaba en "el mago" Markarián, el entrenador uruguayo que se llevaba buenos billetes y que nos daba esperanzas con sus declaraciones. Ya no le creía. No por que tuviera la culpa. Simplemente, porque seguía utilizando a los "ases" que ya habían fracasado.

Caminé apurado y encontré en la puerta de su hogar a un estimado vecino. Me quité los audífonos para saludarle y me pregunta ¿Qué fue Carlitos? Le respondí, completamente fuera del asunto, "lo mismo de siempre". No advertí que se refería al tremendo estallido y pensé que estaba interesado en la selección. Me despedí rápidamente, ingresé a mi hogar, saludé al paso y prendí el televisor. Ya teníamos un gol en contra. "Qué razón tenía mi amigo de estar desalentado con nuestros muchachos".

Las caras de mi esposa e hija eran de preocupación. ¡Qué raro! Si a ellas no les interesa el fútbol. Me preguntaron si había sentido el balazo. Sin tomar mucho interés a la pregunta les contesté que había sido el estallido de una llanta reventada. No se preocupen. No ha sido nada. Me soplé todo el segundo tiempo de tan deslucido encuentro, cené con muy pocos deseos y así pasó el partido. Mientras esto sucedía conversé con los míos algo del día y siempre desalentado por la derrota peruana.

Pusimos las noticias y como de costumbre puras notas policiales, lo mismo de todos los días. De pronto se nombra a la urbanizaciòn Santa Isabel y "Los Narcisos" y, con todo el escándalo con el que se magnifican las informaciones de este tipo, se da cuenta de un asalto a una dama a la que habían arrebatado sus bolsos y paquetes, horas antes, por delincuentes de una moto taxi. El disparo al aire fue ejecutado, suponíamos, para que no interviniéramos y que, distraídos, oíamos el partido.

Me salvaron los audífonos y la noche. ¡Qué tal serenidad! Esto que nos pasó hace ya buen tiempo nos llama a preguntarnos: ¿Cuánto ganaríamos los peruanos si no nos enteramos de las feas noticias de la televisión? Aquel asalto que tuve la suerte de no percibir y acción de dos cobardes malhechores que asaltaron a una dama, en cierto modo no tenía por qué mostrarse con el escándalo consiguiente. No era de interés público, pero así es nuestro periodismo que de todo hace escándalo. Gracias.

FALLECIÓ LUCHO YÁÑEZ, UN CAMANEJO ORGULLOSO DE SU TIERRA. MURIO POR LA IRRESPONSABILIDAD DE UN BORRACHO QUE LO ATROPELLÓ.

IMPORTANTE: Esta reseña fue escrita el viernes 15 de Junio de 2012 en el blog "De todo un poco" y la estamos publicando aquí, porque el personaje fue querido vecino nuestro en la urbanizaciòn Santa Isabel de Carabayllo. Gracias.

Esta noche, antes de las diez me llamó Juán Carlos y me da la infausta noticia de la trágica muerte de mi amigo Lucho Yáñez y vista en la televisión. No lo podía creer. ¡Lucho muerto! ¡Qué pena! Un pobre sujeto que bebió demasiado por la derrota de la selección peruana de fútbol y manejando irresponsablemente su automóvil, al ser detenido por la policía, fugó y en su loca carrera se estrello contra el automóvil de Lucho Yáñez, matándolo en forma instantánea. Fue en la esquina de la Av. Universitaria y la avenida San Felipe, lugar en el que los choferes de combis y buses, hacen lo que les da la gana. El borracho cruzó en luz roja para fugar, atropellando a mi amigo.

Este blog no es necesariamente un espacio para dar reportes de esta naturaleza. Lo que nos lleva a escribir es nuestra indignación. Lucho Yáñez, fue amigo de casa y tuvimos una relación muy singular cuando nos servía de compañía con nuestro amigo en común Gonzalo Chávez, durante la ausencia de mi esposa en España. Su espíritu luchador lo llevó a ingresar al mundo de la cocina y la verdad es que supimos de su sazón y bondad. Era un hombre muy versátil. Nos sorprendió cuando nos mostró su faceta de artista y guitarra en mano, nos deleitaba con canciones que lo retornaban a su Camaná querido. 

Fue una etapa en la que tenía a mi lado a mi querida suegra Zoila Quiróz Perasso, quien se divertía con las ocurrencias de Lucho Yáñez. Nació una amistad que no presentí y nos demostró su voluntad de servicio, cuando enn una ocasión mi hijo Juán Carlos se fracturó el brazo. Debía acudir al Hospital Loayza y tuvo la gentileza de pilotear mi automóvil y ayudarnos en todo lo que ese momento nos demandó. Es algo que jamás olvidamos mi hijo y yo. También nos trasladaba en todas las ocasiones que requeríamos de sus servicios de taxista. Un verdadero y entusiasta colaborador que jamás decía no. ¡Qué pena Lucho!

En sus momentos de juventud y ya casado, logró formar una familia a la que la dotó de casa propia. Laboró en las Empresas Eléctricas y llegó a ocupar importante puesto ejecutivo. Gallero de raza, poseía en su casa toda clase de gallos de pelea, uno sus hobbys predilectos. Juán Carlos alternó con sus hijos y supo de la grandeza de Lucho Yáñez, quien no negaba nada a su familia y lo entregaba todo. Lamentablemente esa etapa tuvo su fin y volvió a formar otro hogar, el que conocí y del cual tuvo un hijo y al que vi declarando en la televisión con respecto a la muerte de su padre. Nos sorprendió su ecuanimidad, a pesar de su tragedia.

La urbanización Santa Isabel está de luto. Muy conocido por ser magnánimo y pura "chamba". Se dedicó a ganarse el sustento para los suyo, taxeando. Con toda su historia vivida y que compartió con nosotros, jamás dijo no a las nuevas oportunidades. Hizo de todo. Un hombre de muchos valores y que lamento haya tenido un final tan lamentable. Mis condolencias a su familia y en especial a su amada hermana y sobrinos en "Madreselvas". De lo que estoy seguro es que tiene un lugar en el cielo y ya se encuentra gozando del favor de Dios. No estamos enterados de su velatorio ni el lugar en el que serán venerados sus restos. Sólo nos queda decirle: "Amigo, cumpliste como nadie y por algo bueno será que has partido antes". Descansa en Paz. Gracias.