miércoles, 10 de noviembre de 2010

"ALEJANDRA Y JOAQUÍN CUMPLEN DOS AÑOS". ¡SON MIS NIETOS!

Alejandra y Joaquín
con sus padres.
La vida nos da compensaciones especiales. En los 76 años de transcurrida mi existencia, han sido los problemas, como en todos los seres humanos, los que se han hecho presentes casi siempre. También los momentos de felicidad y alegría, han tenido su oportunidad. En síntesis, hemos tenido el placer de probar de ambos matices y es así que hoy 10 de Noviembre de 2010, celebro alborozado el segundo aniversario de la llegada a este mundo de Alejandra y Joaquín. ¡Mis nietos! Obsérvenlos con sus padres Mercedes Castro y Juán Carlos Serván Bernales.

No quiero que lo tomen a exageración. Cuando no tenía esta experiencia de abuelo, pensaba que otros allegados y familiares, hacían demasiado teatro con sus nietos. Hoy, les doy la razón. Todos los "baberos" que me han obsequiado, son pocos ante estos mellizos encantadores que nos han hecho olvidar, y que han desterrado mis aflicciones de salud. Han contribuido plenamente a que mis pensamientos estén siempre pendientes de ellos. ¡Son criaturas maravillosas!

Nuestros hijos Zoila y
Juan Carlos. La abuela
Zoila y mamá Antonieta
Han pasado estos dos primeros años de manera vertiginosa. La alegría es general en nuestro hogar y la abuela Antonieta, vive como yo la historia. Es una arañita que teje y teje con el pensamiento en estos nietos que nos han rejuvenecido. Hay fotografías por doquier de Alejandra y Joaquín, en nuestro caro hogar. Ya "conversamos" por teléfono con ellos y si antes había preferencias distintas, hoy todo tiene una mira: ¡los nietos! Dios Grande nos ha compensado con generosidad y los cuida.

También las tías Juana y Zoila Gabriela, mis hijas, disfrutan del crecimiento y novedades que a diario ofrecen Alejandra y Joaquín. Yo les transmito mis experiencias y hace dos días, con todo el candor de ser niña, mi nieta no se cansaba de darme un besito con el agregado "te quiero mucho". Soy el "abu". Una forma de sintetizar mi feliz condición de abuelo. Cuando los visito, soy un tercer niño que se somete a sus juegos y salimos al parque de Lince y disfrutamos del bello paisaje.

Juanita, nuestra hija
mayor.
Me hubiera agradado ir temprano a saludarlos. Nos lo impide una cita en el Hospital Sabogal y en cuanto salgamos de ella, estaremos a su lado. Mamá Mercedes, debe cumplir con sus obligaciones en su centro de trabajo y Juán Carlos, mi hijo, cumpliendo con sus faenas diarias y buscando ambos el sustento del hogar. La celebración será el domingo venidero con toda la familia y amistades, que se darán cita en el Club de la empresa en la que labora mi querida nuera Mercedes Castro Salas.

Gracias a Alejandra y Joaquín, nueva oportunidad de estrechar lazos familiares, muy importantes para el desarrollo de la mentalidad futura de ellos. La unión y las buenas relaciones, son el tónico que ha diario deben beber. Ellos son Serván Castro y es el objetivo que les señalo. Somos los mayores, los del lazo familiar directo, quienes debemos sentir la alegría de estos sus ¡dos primeros años! Sinceras felicitaciones a "Mechita y Pachín", sus adorables papás. ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

No hay comentarios:

Publicar un comentario