lunes, 16 de agosto de 2010

JULIO SULLCA PINEDO. EL MUCHACHO DE ORO DE SANTA ISABEL Y DE "CRUZ DEL SUR".

Julio Sullca
Pinedo
Siempre los comentarios acerca de nuestra juventud, resultan negativos. Gracias a Dios, no es lo general. Me lleva a escribir esta nota el comportamiento de un joven vecino nuestro, residente en Santa Isabel y al que conocí gracias a mi colega Hamilton Zevallos Trujillo. Como muchos sabrán, estamos en la odisea de escribir en Internet y desde Noviembre de 2009, hemos logrado la apertura de siete Blogs, incluyendo el presente. Mi urgencia consistía en agregarles fotos. Estábamos en la total ignorancia de hacerlo.

Con nuestra elemental pero valiosa computadora, habíamos logrado escribir gran cantidad de reseñas de Locutores, Artistas, Deportistas, etc. Voluntariamente estábamos conociendo algunos secretos de manera personal, pero no bastaban. Hamilton, gran amigo, recordó a su sobrino Julio y acudió a sus servicios. Ni corto ni perezoso, apareció de visita el mencionado joven y con un impetu extraordinario indagó sobre lo que me preocupaba. Tal como lo prescribe un médico, detectó un primer síntoma y aplicó el remedio.

Adriano Sullca
¡Su inspiración!
Me dejó sin computadora por varios días, al llevarse el CPU para que lo asistieran sus colegas de trabajo. Labora en la prestigiosa Empresa de Transportes "Cruz del Sur" y, según pude constatar días después, es muy querido por los otros jóvenes profesionales que laboran a su lado. Hizo todos los intentos técnicos y comprometiendo la buena voluntad de sus amigos, hasta que la hizo más ligerita. La retornó y empezó con sus clases especiales para el adulto mayor. Con paciencia y voluntad de oro, nos encaminó al objetivo.

Julio se trata de tú con
las computadoras.
No se si seré buen alumno, pero, lo cierto es que "Julito" nos ha hecho levantar del gatéo, ponernos de pié y correr como los bebes que aprenden a caminar. Estamos en un andador privilegiado y debo agradecer a Elva Figueroa Salas, su esposa, que le permite esta buena acción sin límites. Ahora le espera otro alumno que se animó a ingresar al mundo cibernético, nada menos que a su tío Hamilton. Ya lo proveyó de una excelente máquina y está en sus pinitos. Mejor dicho. Recién salidito de la cuna y todavía en el cambio de los pañales.

Sus amigos de Cruz del Sur
Por esto vuelvo a repetir Carabayllo ¡Gracias!. Porque en este distrito hallé el camino nuevo de la vida y en estos nuestros otoñales momentos, soportamos la frialdad de los inviernos gracias al calor que nos dá el primaveral Julio Sullca. Yo creo que es un verano total. Siempre sonriente y contagiándonos su sana alegría. Ya se clonó en Adrianito, su querido heredero y todavía infantil vecinito de Santa Isabel. Una familia que se perfila como ganadora, al paso que sus buenas intenciones se sigan sosteniendo en sólidas bases.

No contento con todo lo que nos ha regalado, nos ha sorprendido con otro obsequio. Un nuevo CPU para Carlos Serván. ¡Qué generosidad!. Además con servicio completo. Trasladarle todos los datos almacenados y vernos felices. Julio Sullca, es cusqueño pero no de este planeta. Es un caso aislado y que resalto para que nuestros vecinos de Santa Isabel, en especial los jóvenes, emulen su acción. Lo hagan con sus padres, tíos y abuelos. No hay nada más hermoso que ver dentaduras sonrientes, aunque sean postizas por la edad. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario