miércoles, 11 de agosto de 2010

¿HABRÁ NUEVO ALCALDE Y MEJOR, O SEGUIREMOS CON LO MISMO EN CARABAYLLO?.

No tenemos intención de herir suceptibilidades ni criticar por criticar. Este es un comentario de algo que nuestra realidad nos hace ver. La lucha por la Alcaldía de Carabayllo. Hubo un Alcalde que se fue y un sucesor que se presenta con buena opción. Por nuestra parte, agradecemos las mejoras en Santa Isabel, donde residimos y cuyos parques y centros comerciales, han sentido la mano favorecedora de proyectos alentadores. Los jubilados, cesantes y personas de la tercera edad, han tenido su dosis de buen apoyo, con invitaciones a espectáculos artísticos y paseos de evidente relación con la naturaleza.

Muchas promesas. ¡Ojalá.
Como en todo sitio y multiplicada por la televisión y el periodismo escandaloso, la delincuencia encuentra un apoyo difusivo que en nada nos beneficia. En nuestros 37 años de vivencia en Carabayllo, son más las notas agradables experimentadas que, lo lamentáblemente promocionado. Somos un Distrito tranquilo y con gente buena y noble. Nos topamos con ella a diario. Hay de todo. Profesionales hábiles y honestos, comerciantes que analtecen al pueblo y una demostración de honradez en cada uno de ellos. Cada cual, a su manera, se entretiene y divierte. Nuestra juventud es aspirante a mejores logros y debe ser protegida.

No tengo un panorama de toda la población de Carabayllo que es grande. Saco conclusiones de la manera en que se comportan en sus viajes a la ciudad y a sus centros de trabajo. No tienen que ser diferentes al común de ciudadanos del Perú. Hay que mejorar el comportamiento, la instrucción educativa y las buenas costumbres. Todo tiene su base en el avance tecnológico y cuyas raíces son las escuelas del barrio, con sus limitaciones heredadas y que esperamos sean preocupación de nuestras autoridades ediles. Carabayllo, es el crisol donde se funden diversos contingentes de ciudadanos peruanos, en busca de progreso.

Gente provinciana en su mayoría, es decir, gente buena y honrada. Están las diferentes que nunca faltan y cuyas actitudes son de pobre formación moral y educativa. Pero se pueden corregir. Hay gente salvable. El secreto consiste en amarnos los unos a los otros. ¡Fuéra las envidias y el mal comentario!. Tenemos un gran futuro con nuestra juventud a la que debemos apoyar sin distingos de clase. El Alcalde que salga. tiene un compromiso de mucha responsabilidad. No sólo combatir la delincuencia y la drogadicción. Son casos muy aislados. Hay que propulsar el vuelo de nuestros niños, a alturas de dimensión moral y educativa.

 Promocioón egresada del "Trompeteros". 
Por ello, este pedido a los postulantes al sillón edil. Busquen el voto para servir, no para servirse. Sin esta cualidad o virtud de amor al prójimo, es no pensar en el progreso del distrito. Es hora de cambiar y tener presente que la idea es SERVIR. ¿Cómo puede ser posible?. Olvidándonos de divisionismos y tontas competencias. El pueblo es el que paga sus arbitrios y autovalúos. De ello, emergen los sueldos de quienes ocupan el local municipal. No tengo quejas de mi municipio, en mis 37 años de vivir bajo el cálido clima de este legendario distrito. Por allí, hubo un engañado regidor, sin las condiciones que lo avalaran.

En Santa Isabel, donde la educación particular ha crecido, es necesario favorecer con buena ayuda a los colegios de los más necesitados. Allí estudiaron nuestros hijos, cuando nos empezábamos a poblar. El Colegio "Trompeteros" de primaria y el tradicional de Secundaria, esperan mucho del próximo Alcalde. Estaremos observándolos y, si hay un desliz, los ayudaremos a enmendar. No nos gana el interés de sólo criticar. Estamos para ayudar y velar, con mucha humildad, por el bienestar del querido Carabayllo, aquí y en sus pintorescos cerros. Todos somos iguales y con los mismos derechos. Estas elecciones, elijamos al mejor y ayudemos a construir. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario