lunes, 29 de octubre de 2012

FELICITACIONES A "APUSI". UNA CEREMONIA ESPECIAL EN LA QUE SE DEVELÓ LA PLACA INAUGURAL DE SU GRAN SALÓN PRINCIPAL.

La Asociación de Propietarios de
la Urbanización Santa Isabel.
Lo comento con afecto y cariño, porque después de mucho tiempo y convencido por mis amigos y vecinos Hamilton Zevallos Trujillo, Gonzalo Chávez Rondón y el inefable Antonio Rubín, nos dimos cita en el flamante auditorio de la Asociación de Vecinos de la urbanización Santa Isabel en Carabayllo y que congregó a gran cantidad de asistentes, entre ellos Lucho Hurtado y Tomás López. Todos "viejos amigos". Con decirles que el menor era yo y acabo de cumplir recién 78.

El ocurrente de Antonio Rubín me dijo que desde ahora se constituye en "El Club de los "chibolos"  del ayer". Voy a caer en lo "rezongón" y dejar sentada mi denuncia por tenemos de pie casi dos horas. No se a quien se le ocurrió se realizara una comprobación de los que llegábamos al evento. Una damita certificaba cada tarjeta de invitación y sus firmas en un libro de asistencia. La cola de veteranos socios, desde antes de las 4 de la tarde, sufría. Siendo las 6 y algo más, empezó la cita.

Las palabras de presentación estuvieron a cargo de mi colega locutor Hamilton Zevallos que, como es ya costumbre, se desempeñó a la altura de sus merecimientos. APUSI, celebraba 34 años de su fundación y nada menos que poniendo al servicio de los propíetarios de Santa Isabel, el nuevo salón de ceremonias. Todos cantamos con fervor el Himno Nacional del Perú. Luego, fue el sacerdote Rodolfo Ibáñez, Párroco de la Iglesia Santa María de Jesús, el que ofició la Misa y bendijo el nuevo local. Significativa su elocución y recibida con mucha fe local.

Terminado el oficio religioso, fue presentado el Presidente actual de APUSI, vecino Leonardo Solano y que fue recibido con calurosos aplausos. Se refirió que al fin se lograba el objetivo de contar con el local añorado. Si bien es cierto, algo se había adelantado por gestiones anteriores, este era el momento de decir: ¡Tarea Cumplida! Se le notó muy emocionado. Presentó a miembros de su Junta Directiva y a invitados especiales como el Tte. Gobernador de Carabayllo.

Con un discurso muy personal, hizo uso de la palabra el primer Presidente de la historia de APUSI, vecino Leoncio González y no comprendí el por qué originó muchos comentarios de los asistentes. Luego, tanto el Presidente Solano, el Gobernador y el Padre Ibáñez, develaron la placa recordatoria y que puso punto final a la ceremonia central. Muchos aplausos y Hamilton Zevallos anunció un brindis especial y un ágape, que resultó una apetitosa sorpresa culinaria.

Nos retiramos con Antonio Rubín luego del brindis y comentando que nos parecía muy bien el haber convocado a la vecindad para esta ceremonia. Sabemos que están próximas las elecciones para nueva Junta Directiva y ojalá se concrete el objetivo central que originó la creación de APUSI: La verdadera unión de los propietarios y que el local inaugurado sea motivo de reuniones sociales más frecuentes, con una buena administración y no flor de un sólo día.¡Felicitaciones! Gracias.

viernes, 26 de octubre de 2012

LA ASOCIACIÓN DE PROPIETARIOS DE LA URBANIZACIÓN "SANTA ISABEL" DE CARABAYLLO, APUSI, INAUGURA NUEVO AMBIENTE EN SU LOCAL INSTITUCIONAL EL DOMINGO 28 DE OCTUBRE.

¡Felices 34 Años!
"APUSI".
¡Cómo pasan los años! La gran mayoría de propietario en la Urbanización "Santa Isabel", aquellos que llegamos en busca de un techo propio y enfrentando las distancias y la poca movilidad existente en esos tiempos, estamos sobrepasando los 40 años de vivir en Carabayllo. Parecía una utopía llegar a este lugar. Sólo dos líneas de ómnibus existían: los "rojos" y la "verde". De poca capacidad para satisfacer la demanda de tantos usuarios y que recogían indistintamente en el largo trayecto.  Ahora, sólo existen en el recuerdo. ¡Qué soledad en nuestras pistas!

Nos ha llegado una gentil invitación para estar presentes en "la inauguración del local de APUSI", la Asociación de Propietarios de la Urbanización Santa Isabel, que presumimos ha sido enviada por quienes tienen a su cargo la Directiva actual. Son 34 años los que tiene de fundada esta entidad y que, pese a tantos años cumplidos, no puede constituirse en lo grande que quisiéramos fuera. Nos da gusto la invitación. Muy correcta y sin grandes demostraciones de opulencia. Se trata de la inauguración de los nuevos ambientes de APUSI y que, según datos, lucen realmente deslumbrantes.

Debemos confesar que jamás se nos dio la idea de participar en la vida de APUSI. Motivos de trabajo, falta de tiempo y quizá, lo más significativo, no hallar aires de buena amistad. Bien es sabido que la unión hace la fuerza. Esto, a lo largo de los 40 años vividos en suelo tan generoso, no ha dado resultado alguno que se pueda calificar y aprobar. Será nuestra propia culpa, porque lo que sería un índice de buena convivencia entre vecinos y a toda escala, no se da. Como muestra de lo que expreso, tenemos contados amigos vecinos y que ya "se están yendo".

Lo que aún recuerdo y hace precisamente 34 años, fue aquella manifestación de vecinos que se opusieron a la construcción de un local escolar de secundaria por parte del Padre Franciscano Bernardo Castagna, cuando aquel sitio era sólo un terreno baldío y depósito de basura. Había conseguido la aprobación de Ministerio de Educación para este objetivo. Ante tal negación y no siendo oportuno enfrentar a tal rechazo, se retiró y creó una escuela similar en la Av. San Felipe y, por otro lado, culminó la construcción de la Iglesia Santa María de Jesús.

Y así han pasado los años y que sepamos, aquel terreno cercado sólo ha servido para cochera y los fines de semana, para organizar celebraciones bullangueras. Felizmente eso terminó y por lo que se, por amistades con las que frecuentamos algunas veces, sigue siendo una entidad en la que no se logra el principal objetivo: la unión. Porque, hay que reconocerlo, todos tenemos diferentes puntos de vista. Están los que en todo ven dolo y fomentan la contra. A nadie interesa ser vecino hermano. Nos tratamos como extraños y tenemos viéndonos a diario más de 40 años en Santa Isabel.

Quienes pasamos por el local en Los Álamos, no tenemos la más mínima noción que allí, siendo unidos, podríamos edificar la más grande "construcción vecinal". No un edificio. Un local donde, fuera de nuestras propiedades, concertar una buena relación entre vecinos. La fórmula hay que hallarla. Necesitamos una representación de propietarios a la altura de nuestras necesidades y pretensiones. Convivir con alegría y darnos las manos entre todos. No sólo un grupo díscolo y temeroso de revanchismos que a nada conduce. Es el club de amigos. Allí  estaremos.Gracias.