miércoles, 21 de julio de 2010

LA SRA: ANTONIETA DE SERVÁN EN SANTA ISABEL.

Gaby Rossi
Voy a hablarles de mi esposa. Este año 2010 hemos cumplido 52 aniversarios de feliz matrimonio. En el 1956 del siglo pasado llegó a actuar en Radio Victoria como "Gaby Rossi"y con su dulce voz de soprano me cautivó. Era intérprete de la bella música italiana y además, incluía las hermosas canciones líricas del repertorio internacional como el vals "Tipitipitín" de María Grever o "Damisela Encantadora" de Ernesto Lecuona. Cantó toda una temporada en las noches de auditorio y en horario estelar a todo público.

En el Conservatorio de Música
Nació el amor a primera vista pero tenía todos los condimentos de la música. Fue ella, cuando enamorados, me sugirió aprendiera el acordeón al verme tocar de "oreja" el piano durante sus ensayos. Me presentó a su profesor de canto Don Nino Sorrentino y en menos de tres meses ya me sentía un As del Fuelle. Fue mi gran deseo de ser músico el que me ayudó y me entregué durante el tiempo que disponía a asimilar las lecciones y practicar día y noche ayudándome con las jaranas.

Nuestro matrimonio religioso
Nuestro noviasgo duró poco porque en el año 1958, un 30 de Noviembre inolvidable, contrajimos en la Iglesia de la Medalla Milagrosa del Parque Central de Miraflores, el matrimonio religioso que hasta ahora nos ha unido con felicidad. Fue una linda fiesta la que rubricó este acto, con mi familia y amigos en gran baile. El 30 de Agosto del 59, llegó a nuestro hogar Juanita con un sólo año de edad. Dios la envió con su bendición y es la hija generosa y bondadosa que nos brinda todo su cariño.

Antonieta, Zoilita, Juán Carlos
y mi añorada suegra Zoila.
Zoila Gabriela, llegaría a los seis años de nuestra unión y Juán Carlos "Pachín", dos años después. Nuestros primeros años transcurrieron en la Unidad Vecinal Nro. 3 y en Surquillo. Ya en Santa Isabel, en este añejo distrito limeño, desde el 20 de Julio de 1973, ambos estudiaron  la Primaria en el "Trompeteros". Zoilita haría su secundaria en el Centro Escolar Nro. 3, culminándola con éxito y Juan Carlos, sólo los dos primeros al continuar su instrucción en el Colegio Militar "Leoncio Prado".

Su época en España
Ambos son excelentes profesionales y orgullo nuestro. La Sra. Gaby, como también se le conoce a mi esposa, se encargó de relacionarlos en la querida vecindad y a ella agradezco la gran cantidad de amigos que poseemos. Es muy sociable y viajaría a España a visitar a su hermano y no resistió la tentación de quedarse en busca de un mayor bienestar económico. Fueron seis años de ausencia y que la extrañamos mucho. Su viejita Zoila, llenó ese vacío y estuvo a nuestro cargo durante su hermosa vejez.

Somos novios todavía.
Hasta antes de llegar nuestros adorados nietos Alejandra y Joaquín, productos de Juán Carlos y Mercedes Castro Salas, estuvo inmersa en el negocio de ropa para niños en el Mercado de Santa Isabel. Ha dejado todo y se convirtió en la abuelita querendona que se trasladó a Lince al lado de sus lindos bebés. Le debo mucho en mi rehabilitación y debo reconocer su sacrificio y cuidados durante mi internamiento en el Hospital Sabogal. A ella y mis hijos, les debo estar escribiendo este blog. A los buenos vecinos, a todos los que se preocuparon y me dieron su aliento, los tengo en mi corazón. Gracias.

martes, 20 de julio de 2010

UN 20 DEJULIO DE 1973 COMO HOY, LLEGAMOS A SANTA ISABEL DE CARABAYLLO.

Debí publicar esta comentario temprano. Nos tocó cumplir con unos análisis de mi tratamiento en el Hospital Sabogal y partimos tempranito a las 6, todavía a oscuras en este invierno crudo y considerando la distancia que existe entre Carabayllo y el Callao. De allí, luego de la cita cumplida, fuimos a Lince a visitar a Alejandra y Joaquín, mis adorados nietos, con los que pasé un día fabuloso. Comprobar que todo el cariño que le das a los mellizos, tiene su recompensa. Ambos lo demuestran y me lo retribuyen regalándose todo. Mientras las noticias de la televisión me dan fondo, me felicito de haber cumplido 37 años en la seguridad de este hogar.


Mi familia en pleno parque isabelino.

Han pasado sin sentirse y hay toda una historia que contar de manera somera. Los primeros años de dura prueba que, como es lógico, fueron templándonos de manera tal y finalmente nos pusieron en la mejor tonalidad de la vida. Fue la etapa de escolaridad de mis hijos. Sin necesidad de buscar escuelas lejanas, estudiaron en el "Trompeteros" y los apoyamos exténsamente en  sus estudios en casa. Se incrementaron las amistades y en el trajinar de los viajes hacia el trabajo, tuvimos ocasión de conocer a muchos nuevos amigos. El servicio de omnibus era precario. Dos lineas que no se daban a basto pero que nos dejaban en nuestro destino: "los rojos" y " la verde".

En "los rojos" coincidíamos con Bardales, uno de los inolvidables compañeros de viaje y con el que existía una relación publicitaria. El laboraba para una reconocida Agencia de Publicidad de Miraflores y siempre contaba con nuestros servicios de locución. Asi conocimos a Gonzalo Chávez, otro vecino también ligado a otra famosa Agencia Pulicitaria y profesor de una afamada Escuela de Comunicaciones. Gran cantor. Aquellos encuentros en viajes tan largos, hicieron nacer una amistad que hasta hoy subsiste. Sería largo enumerar la cantidad de hermanos vecinos con los que seguimos manteniéndonos unidos.

Hemos sentido la alegría de confraternizar y la tristeza de la despedida obligada. Caso de Don Julio Santillán Acho y su amada Olivia Díaz de Santillán. Ya les he comentado de Antonio Rubín y su familia, como asi también  de mi vecino y compañero de profesión Hamilton Zevallos Trujillo y su querida Laurita. También están los Hnos. Wilmer y Fredy Salgado, vinculados a nuestros inicios radiales y que trabajaron en Radio Mar. Cómo evitar nombrar a Claudio Zegarra Ames, el médico de Santa Isabel que nos regaló su aprecio y servicio profesional. Que me perdonen los que no nombro  y les aseguro que tendrán su reseña aquí.

Un caso especial fue el de haber mantenido con mis padres y hermanos una cercana relación y que continúa incólume. El amor de Antonieta, mi querida "Gaby Rossi", y que se tornó gigante cuando se extendió a Zoila Quiroz Perasso, su adorada madre. Se convirtió en la mía cuando quedé sin Barbarita Meza de Serván y sus últimos años, mejor dicho. los sublimes de su ancianidad, los pasó bajo este techo y lloré su último suspiro como propio hijo. Ella, mi suegro el viejo Moiso y Barbarita y Angel, mis padres, todos en el cielo con Angel, mi hermano, velan por nosotros. A ellos encomendé mi vida cuando el cancer alteró mi salud.

Finalmente, la satisfacción de ver realizadas las profesiones de mis hijos. Zoila Gabriela, profesora de inglés del ICPNA y Juán Carlos, en el campo publicitario y el Arte Fotográfico. Exalumno del Colegio Militar "Leoncio Prado", vive en Lince con Mechita y sus mellizos. Juanita, es la que nos protege y atiende con la nobleza de sus acciones. Zoilita, igualmente propietaria de un inmueble vecino, lleva su vida hogareña al lado de Raúl Castro. Son "37 años de Vida Inolvidable". Santa Isabel de Carabayllo, es la segunda parte de nuestra historia empezada en Surquillo, barrio que jamás olvido. Soplo las velitas y... ¡Muchas Gracias!-

domingo, 11 de julio de 2010

DOCTOR CLAUDIO ZEGARRA AMES. ¡EL MÉDICO DE LA URBANIZACIÓN SANTA ISABEL DE CARABAYLLO!

Dr. Claudio Zegarra
Hay tantos personajes queridos en Santa Isabel de Carabayllo. Uno de ellos, sin suda, el Dr. Claudio Zegarra Ames, el profesional de la medicina en el que muchos de nuestros pobladores confiaron y siguen confiando sus vidas. Ha visto a mi familia y ha tratado a mis hijos con la misma seriedad que vería a los suyos. Se podría decir que en estos 37 años de estadía en esta urbanización hemos confiado en su larga experiencia de médico y siempre, con toda autoridad, los aciertos han estado presentes.

En su acogedor consultorio hemos sentido la confianza debida para entregarle el cuidado de nuestra salud. Y en este tramo de la vida en el que estuvimos expuestos de gravedad, tenemos que reconocer sus aciertos. A él acudimos, más como amigo, para descartar la causa de nuestras dolencias. Fue infalible con las pruebas, los análisis y todo lo que se requería para obtener un diagnóstico preciso. Resultó tan veraz que, sin mayores pérdidas de tiempo, aconsejó mi internamiento en un hospital de ESSALUD.

Excelente Gastroenterólogo.
¡Cómo no vamos a estar agradecidos a Claudio Zegarra Ames, de poder escribir estas notas!. Precisamente empezamos un 29 de Octubre de 2009, a hurgar en nuestros recuerdos todo lo vivido en el mundo de la locución y el arte. Ingresamos al deporte con "Qué notables Fueron" y nacieron 3 blogs más, incluyendo al presente, ¡Gracias, Carabayllo!, nacido la noche del 10 de Julio de 2010. Está dedicada a su persona y es la primera original, ya que las que las anteriores, salvo la presentación y saludo, proceden de otros blogs.

Son millares sus pacientes que no sólo son de Santa Isabel. Es quizá el primer médico instalado en esta gran urbanización y que tuvo en los 70 que atender a gente de San Felipe, Collique y todos los alrededores de Carabayllo. Mantiene un consultorio médico ubicado ahora en el Jr. Los Tulipanes 273 de Santa Isabel, teléfono 6652331, que da garantía y confianza a todos. Siempre afectuoso, noble y generoso. Conserva la misma humildad de hace 37 años atrás y ha sabido compartir sus tiempos de atención con los que le tocó servir en el Hospital Hipólito Unanue, donde adquirió toda la destreza que tiene.

Amigos de toda la vida.
El Dr. Claudio Zegarra Ames, es especialista en Medicina Interna. Un gran gastroenterólogo y atiende a adultos y niños, en especial a la tercera edad, con ese bagaje que sólo da la experiencia. Por algo luce su cabello blanco con la pureza de sus actos. Cuando estudiante de Medicina en San Marcos, colaboraba con la revista "Avanzada", de muy gratos recuerdos juveniles, y allí exponía muy bien dibujados los Sistemas de Anatomía Humana, Circulación, Digestivo, Respiratorio y otras figuras del Corazón, la Vista, el Oído, etc.

Vive en esta Urbanización de Santa Isabel, rodeado de su querida familia y muchos nietos. Ha tenido cierta participación como Regidor en el Municipio de Carabayllo, cumple actividades sociales con espíritu fraterno y es un Vecino Notable. AL DOCTOR CLAUDIO ZEGARRA AMES, nuestro eterno reconocimiento por sus bondades a favor del necesitado. Como amigo y buen vecino, los honores que se merece. A él, como al Distrito de Carabayllo, que reflorece con su juventud ansiosa de prosperidad, muchas palmas. Gracias.

"HAMILTON ZEVALLOS TRUJILLO". VECINO LOCUTOR, PERIODISTA Y R.R.P.P. EN SANTA ISABEL.

Hamilton Zevallos T.
Allá por 1956 Hamilton estudiaba Periodismo en San Marcos. Era el muchacho de apenas 20 abriles que deseaba abrirse un porvenir en la vida. Recuerda que un paisano suyo, Max Pardón Claudio, conocedor de su afición al micrófono, lo inscribió, sin él saberlo, a participar en un Concurso de Aficionados que se efectuaba en "Radio Restauración", cuyo local fue el famoso cine "La Mútua" de la Lima que se fué y, en cuya frecuencia de transmisión funcionaría más tarde "Radio Inca".

Los ganadores fueron Manuel Recalde y Hamilton Zevallos. Para estos dos triunfadores la vida les depararía una continuidad de éxitos y que han sabido cosechar. Nuestro personaje destacaría luego como excelente conductor de producciones suyas y su voz sería oída en Panamericana, Excelsior, Libertad y muchas más. Fue en Cora, en la que tuvo una audición ligada al Cooperativismo. Su condición de periodista le hizo ocupar la Jefatura de Relacionista Público en la famosa "CCC" y en otras entidades de prestigio nacional.

uestra relación empezó en la década del 60 en Radio Excelsior. Compartíamos micrófono con Enrique Llamozas, experimentado locutor arequipeño que oíamos últimamente en R. Miraflores y sensiblemente desaparecido. También eran parte de estas relaciones la querida Linda Izquierdo que luego pasaría a Nacional y Osmán Hernández, más tarde en Canal 4 y en época de Velasco en "24 Horas" por "Canal 5. Otro personaje de gran relieve fue Gonzalo Toledo, inolvidable periodista.

Locutores y amigos.
Algo muy importante y digno de destacar. Desde 1973 somos vecinos en Santa Isabel de Carabayllo. Es un amigo al que le agradezco su participación constante en nuestras celebraciones por el Día del Locutor. Su palabra es siempre esperada por los asistentes y le da jerarquía a esta cita casi familiar. Todos hacemos uso del micrófono y nos damos ese gran gusto de evocar tiempos mejores. Llegan Roberto Salinas, Juán Felipe Montoya, José Ugaz, Gonzalo Chávez, César Serván y Jaime Pizarro entre otros.

Somos testigos de su amor filial a la autora de sus días, una dama a la que llenó de cariño y comprensión en su hogar. Gran maestra y educadora cuya longevidad alcanzó casi los 100 años, siempre atendida y llevada de paseo por nuestros alrededores con la gran voluntad de Hamilton y su familia. Lo acompañamos con mi hermano César y Gonzalo Chávez en su dolor de trasladar sus restos al Campo Santo. Con gran emotividad tuvo frases de ponderación para su madre querida, ante la gran concurrencia.

Hamilton Zevallos tiene la suerte de compartir su vida con Laura Terrazas Canal, dama cusqueña y somos testigos de su felicidad con sus hijos y nietos. Inquieto como siempre es fundamental socialmente en Santa Isabel y su Club Departamental Huánuco. Es miembro fundador de la Asociación de Locutores del Perú. Lo importante de esta reseña, es haberles presentado a un colega de primera y mejor amigo: "HAMILTON ZEVALLOS TRUJILLO". ¡Gran Locutor Huanuqueño en Lima!. Gracias.

"GONZALO CHÁVEZ RONDÓN". ¡VECINO PUBLICISTA, MAESTRO Y CANTOR!.

Gonzalo Chávez
Hemos encontrado en LOCUTORES Y ARTISTAS, el secreto para extraer del anonimato, a interesantes personajes que brindan su arte y merecen nuestro aplauso. No todos los que cantan o danzan, han actuado en la Radio o la T.V. de Lima. Este es el caso de Gonzalo Chávez, carismático ciudadano de Mollendo, poseedor de una voz especial para entonar el cancionero romántico y cuyas actuaciones en diversos escenarios públicos le han creado buena fama.

Nos conocimos en el diario viaje al trabajo. Nuestro primer encuentro aconteció en el interior de una unidad de trasporte público desde Santa Isabel en Carabayllo hacia Lima centro. Un amigo común nos presentó y con los años esa amistad se acrecentó y se mantiene incólume hasta ahora. Asi fue como empezamos a descubrír su faceta de cantor. Esto es anecdótico. Celebrábamos el Día del Locutor en el Club Loreto. Gran cantidad de colegas y periodistas festejábamos la fecha sin presagiar un apagón.

Era la época del terrorismo. Los amplificadores se silenciaron y el gran almuerzo se perdía el espectáculo artístico y los clásicos discursos ceremoniales. De pronto sucedió una grata sorpresa. En medio de personas y mesas surgieron, cual trío "Los Panchos", los clones de esta agrupación: Gonzalo Chávez y dos estupendas guitarras que nos envolvieron en el mágico mundo del bolero y el son tropical. Allí descubrimos la otra faceta de Gonzalo y cada 8 de Diciembre, nos acompaña en "El Día Del Locutor".

Su amor a la tierra que lo vio nacer y su arte de cantor lo han identificado como "El Ruiseñor de Mollendo". La Asociación de Jubilados y Cesantes de Santa Isabel, urbanización de Carabayllo y en la que residimos, es testigo de su entrega social. El Club Mollendo, tiene en él un socio predilecto. Goza del cariño de su esposa Yolanda y de Luchita que le ha regalado dos rollizos nietos. Es obligatoria su visita a Matute para ver a la autora de sus días, la Sra. Josefa Rondón, gran amiga nuestra.

Querendón de su nieta María Alejandra, extraña a Cecilia, la mayor de sus hijas residente en Alemania. Luce un buen orgullo de papá por su hijo varón, el que le ha regalado otra hermosa nieta. Debo agradecerle su amistad y compañía durante los seis años de ausencia de mi esposa en España. Compartió con nosotros, todo el afecto y cariño de mi querida suegra Zoila Quiroz Perasso de Lengua, a quien tuve el privilegio de hacerla vivir sus últimos años con nosotros.

Actualmente Gonzalo sigue brindando sus conocimientos publicitarios en diversas instituciones que no pierden su valioso aporte. Se da tiempo para todo y sigue en el canto, su pasión extrema. Nos visita con frecuencia y hemos actuado con nuestros teclados y su voz, en las actividades festivas en Santa Isabel de Carabayllo y San Felipe, Comas. Con fraternal afecto, hemos reseñado al artista y al amigo: GONZALO CHÁVEZ RONDÓN, "EL RUISEÑOR DE MOLLENDO". Gracias.


"EDITH SUÁREZ BARRETO. ¡GRAN CANTANTE QUE VIVIÓ EN SANTA ISABEL!.

Traeremos de la década de 1950, uno de nuestros más gratos recuerdos. En mi querida Lima, en el famoso Parque de la Exposición, allí donde existía una laguna y los viejos de esa época comentaban con nostalgia que hubo un Zoológico. Otros, hablaban de "panchito", el elefante que complacía al público "haciendo sonar su trompeta". Bien, en aquella hermosura de árboles, entre la Av. Wilson y el Paseo de la República, funcionaba Radio Victoria en los bajos de la Cabaña.

Año 54, animaban Carlos Alfonso Delgado y Marco Antonio Castro. Locutores comerciales, Ana María Álvarez, Alberto Arenas y José Carlos Serván. En medio de la laguna, un improvisado escenario daba cabida a los artistas ya consagrados y a las promesas. Aquí surgiría, Edith Suárez Barreto. promoción de Wara Wara, Edith Barr y Eddy Martínez, entre otros. Se vivía el bullicioso Carnaval Limeño, época del chisguete de eter, las serpentinas y el juego con agua.

Recuerdo a Edith Suárez, debutando una noche en el auditorio de "Victoria" y cantando dos éxitos de aquellos tiempos: "Luna Rosa", del repertorio de Xiomara Alfaro y "El ladrón", una guaracha hecha famosa por la cancionista ecuatoriana Fresia Saavedra. Completó su actuación, con clásicos boleros y ganándose el respeto del público. Los años, dieron oportunidad a Edith para grabar discos y conformar conjuntos como el recordado "Trío Yemayá" con Genaro Ganoza y Delgado.

Igualmente fué primera voz de "Los Quipus", cuando viajó al extranjero Carmen Montoro. Recorrió nuestro territorio y visitó el Ecuador, siempre conquistando a su público. Fue muy alegre en los escenarios y su ritmo era contagiante. Hizo muchas grabaciones discográficas que inundaban la radiotelefoní nacional. Esos sones cubanos servían para "mover el esqueleto" a todo bailar. Los boleros servían para incentivar el amor y toda su sensualidad de mujer, afloraba en cada título sugerente.

Sucedió un reencuentro, ya no como artistas sino como vecinos en Santa Isabel, una próspera urbanización de Carabayllo que nos permitió conocer a su madre, Doña Esther Barreto, con la que mantenemos una cordial amistad y siempre evocándola, porque Edith, nos dejó en este siglo. Fue una manifestación de dolor que vivimos todos sus amigos. Su féretro fue cargado en hombros y con la voz de la artista desde un reproductor sonoro, nos emocionaba y afectaba como si estuviera presente.

Doña Esther, con muy buenos años encima, es cuidada por Luchita de Zamora, su nieta. Hija de Edith, es heredera de su arte y propietaria de un local donde imparte ejercicios aeróbicos. Nosotros mantenemos un lazo de amistad con esta abuela que superando los años, cuida de sus jardines y no se rinde ante nada. Los nietos son su alegría y tiene en su corazón de madre el recuerdo de "EDITH SUÁREZ BARRETO", su amada hija y famosa como "El Sabor Tropical de Tacna

¿EXISTE EL ANGEL DE LA GUARDA?. ESTA ES MI HISTORIA.

Por el año 1941, los muchachitos de Surquillo, concurríamos al Centro Escolar 401 de la entonces avenida Primavera (hoy Angamos) en Miraflores. Cursaba el primer año y mis padres tomaban todas las providencias para que llegáramos con normalidad a la hora de entrada. Era nuestro inicio escolar y, como siempre, existíamos los sentimentales, afectados por ese cambio brusco del hogar al colegio. A esa primera cita, llegué acompañado por mi querida madre.

Poco a poco llegó la costumbre. Hice amistad desde el pitazo inicial. La hora del recreo, se convirtió en mi favorita. El blanco e inmaculado guardapolvo, no tardaría en cambiar de color. Carreras, saltos y todos los juegos inimaginables, tenían cabida en nuestro diario vivir escolar. Las reprimendas de la maestra, los castigos de la época, (todavía se practicaba aquello de "la letra entra con sangre") y la notificación para llevar a casa, era lo más desagradable a cumplir.

El famoso tranvía de Chorrillos a Lima, era la gran preocupación de nuestros padres. La audacia infantil y la palomillada, nos convirtió en "gorreros prematuros". Eramos inconscientes del peligro y el juego nos distraía y exponía a lo peor. Imagínense, a mis escasos 7 años y ya estaba envuelto en distracciones como la que motiva esta nota. Debo recordarles que aquel armatoste llamado tranvía, era el protagonista de muchos accidentes sobre los rieles, con su saldo de muertes.

Saliendo del colegio y rumbo al hogar, se me ocurrió chancar "chapitas". Tenía unas 20 y las colocaba en hileras sobre uno de los rieles. Tan concentrado estaba, que no advertí la proximidad del carromato. Una a una ubicaba las chapitas y pensaba en los "run run" que iba a obtener, para jugar al "no hay gallo para mi pollo". Me había quedado rezagado y mis compañeros se habían alejado considerablemente. Sólo, en medio de los rieles y pese a los gritos de las personas adyacentes, seguía en mi tarea.

Mi reacción fué tardía. Me vi de pronto ante aquella gigante máquina y, paralizado, no atiné a nada. La sirena sonaba y el motorista, quien sabe si, irresponsablemente, aceleraba como para asustarme, frenó con gran estridencia, dificil para detener su vehículo. ¿Que pasó?... Como enviado del cielo, un soldadito de nuestro ejército, con su verde uniforme y cual super hombre en acción, me tomó en sus brazos y se arrojó a un lado, cayendo ambos en medio de una acequia que bordeaba los rieles.

Había estropeado su vestimenta y sin embargo, atinó a consolarme en mi llanto. Mientras el tranvía se alejaba, atinó a llevarme a una tiendecita cercana y juntos, bebimos una gaseosa. Viéndome calmado, se fue raudo a su servicio militar, quien sabe con tardanza ocasionada por mi negligencia. ¿EXISTE EL ANGEL DE LA GUARDA?... ¡AFIRMATIVO!... No volví a verlo y casi a diario, por muchos años, traté de ubicarlo. Debe estar al lado de Dios, cumpliendo nobles misiones. Gracias.

ANTONIO RUBÍN. ¡GRAN AMIGO Y VECINO EN SANTA ISABEL!

Amigo de toda una vida.
Es mi gran vecino y amigo, Antonio Rubín. La vida nos unió desde el 20 de Julio de 1973, en una tarde de mudanza. En efecto, llegábamos al lugar que se iba a convertir en nuestro hogar para siempre: la floreciente urbanización Santa Isabel del distrito de Carabayllo, el más antiguo de Lima. Quien se iría a imaginar que encontraríamos al amigo de antaño, al joven de la calle Dante de nuestro Surquillo querido. Asi son las sorpresas que nos depara la vida.

Siendo ya horas avanzadas de la tarde, nos entregó su más cálido recibimiento. La casa contigua a la mía, es su querida vivienda. El y Margot, una esposa hecha a su medida, indagaron nuestros urgentes requerimientos y se hizo la Luz y el Agua. No habíamos previsto esta necesidad y la solución se presentó espontánea, acompañada de su grata vecindad. Yo, Gaby, mi esposa, y Juanita, Zoila y Carlitos, muy niños todavía, no salíamos de nuestro asombro ante tanta bondad.

Antonio, Renzo, Renato y Marga.
¡Qué bonita familia!
Así conocimos a Antonio Rubín y a Margot Córdova, pareja que nos dio la bienvenida al nuevo barrio.  Tuvimos el primer amigo de mis hijos: al pequeño Renzo. Vamos a cumplir 37 años de hermosa convivencia de amistad y durante este tiempo, todo ha sido unión y felicidad. Nuestros vástagos han crecido, son profesionales y se guardan el aprecio que la infancia marcó. Marga y Antonio, todavía en plena fortaleza, se regalaron con su último hijo, el correcto Renato, hoy tremendo ciudadano y un ejemplar papá. ¡Qué bonita familia!.

Pero no todo fue color de rosas. Años atrás, una experiencia casi trágica conmovió a la vecindad. Renato, amante de la velocidad y conduciendo su moto, sufrió un accidente. El dolor, lo vivimos todos. Se superó, porque en Los Narcisos, nuestra querida calle, la solidaridad se manifestó y ese incidente es sólo ingrato recuerdo. Hoy, la impetuosidad de Renato, ha hecho abuelos por dos veces a Margot y Antuco. Los nietos Fabián y Matías, corren y rayan los pisos en veloces "patinetes". ¿Y las paredes? Muestran trazos de futuros artistas.

El nieto Matías
Quiero referirme a la belleza infantil de Nur. Así se llama la nieta que les regaló Renzo y que es adoración de todos. El hermano mayor, es un destacado profesional cibernético, tanto es así, que un aviso publicitario en la televisión, usaba su imagen para destacar sus productos. Con mi hijo Juán Carlos, mantienen su amistad incólume y guardan una cercana relación profesional. Las fotos de mis nietos Alejandra y Joaquín, se lucen en la acogedora sala de la familia Rubín-Córdova en Santa Isabel. ¡Es un honor que agradecemos.

Rnzo, el padre de Nur.
Los años nos han gastado un poquito, pero nuestra amistad continúa impecable. Siempre con vigor y alimentada año a año, con los dulces higos y mejores uvas borgoño, cosechados en su huerta. Nuestras "tortas cumpleañeras" se comparten y siempre hay momento para oir el silbido de mi amigo, cual canario emisor en pleno canto, llamando ahora a los nietos, como antaño a los suyos. ANTONIO RUBÍN, su esposa Margot e Hijos y prole, ¡toda una generosa familia, con la que mantenemos una eterna amistad!. Gracias.



¿CÓMO DESAPARECIERON LOS DINOSAURIOS?.

Con el título de esta historia, cumplíamos en 1950 una tarea escolar. No recuerdo exáctamente quien fue el profesor ni el curso en el que tratamos este tema. El resultado sería expuesto en una ceremonia especial con todo el alumnado presente. A nosotros, que no teníamos ni idea de como afrontarlo, se nos ocurrió aceptar el reto. Siempre nos gustó escribir y en nuestra vieja máquina de casa, tal como lo hago ahora frente al teclado de la computadora, nos arriesgamos a cumplir la misión.

Esta es una síntesis en la que exponemos lo que considerábamos una buena tesis. Siempre se habló de los dinosaurios y todos los mastodontes de la prehistoria. Aprovecharé que National Geographic sitúa a estos saurios, hace 67 millones de años atrás. Considerando esta cita, tenemos mayor la certeza de nuestra tesis. La gravedad de la Tierra era distinta a la actual y todo pesaba menos. Los que la habitaban volaban o flotaban. ¿Se imaginan?. Algo asi como estar en la Luna, nuestro satélite.

Se decía que lo de Machu Pichu no tenía explicación. ¿Cómo aquelllos seres humanos que no conocían la rueda, pudieron transportar las gigantescas piedras a tamañas alturas?. Me imaginaba en el Egipto de las famosas pirámides y viendo las películas fantasiosas con esclavos que perdían la vida con tremendo esfuerzo, llegaba a la conclusión de que sólo lo pudieron hacer, porque todo pesaba menos. Para construir algo así, era necesario emplear grandes masas de piedra, inamovibles.

Acuérdense que estas ideas, provenían de un colegial de 1ro. de Secundaria. Estábamos en la Gran Unidad Escolar "Ricardo Palma", nuestro emblemático Colegio de Surquillo. Teníamos sólo 15 años de edad y nos agradaba escribir locuras. Al Ingeniero Estremadoyro, aquel del Morro Solar, ya siendo locutor y en un programa de Pablo de Madalengoitia, le confié mi historia y asintió algo sorprendido. De pronto por quedar bien conmigo, aceptó que le parecía una buena tesis. Un gran señor.

Agregué que en muchas pinturas rupestres, se exhibían hombres y animales volando. En los huacos y restos arqueológicos siempre se descubre elementos humanos en pleno vuelo. Todo sin explicación. Aquella piedra superpuesta en otra de gran dimensión o los monumentos de piedra mirando al mar, que nadie sabe cómo llegaron a ese lugar, sólo pudieron ser trasladados o erectos porque la gravedad de la tierra lo permitía. ¡De pronto, algo alteró todo!. La fuerza magnética creció y todo pesó más.

Es en ese cambio radical en el que los dinosaurios y todos los gigantes que habitaban la tierra, sucumbieron a su propio peso y allí quedaron para siempre. Pasaron los siglos y gracias a la arqueología, se descubrieron sus restos. Ganamos el concurso y hoy me encargo de desenterrar esta anécdota de nuestra vida escolar. Sin pretender la aceptación científica, la expongo para que Steven Spielberg realice otra de sus grandes películas. ¿o no?. ¡Todo puede hacerse realidad!. Ojalá se acuerden de nosotros. Gracias.


CARLOS SERVÁN "EL HOMBRE DEL ACORDEÓN". Parte 2.

Ingresamos con pié derecho al mundo de los "chivos". No conozco su significado pero, era la manera como se conocía a las fiestas, en nuestro ambiente de musicos. Manuel Revilla, mi primer baterista, con nobleza que reconozco muy digna, optó por retirarse al no sentirse apto para el campo profesional. Lo lamenté mucho y así, cuando cumplía mi turno de locutor en Canal 4, gracias al colega Antonio Esparza, que me recomendó a un joven con ganas de integrarse a mi conjunto, conocí a "Papi"..

Oscar Cornejo Purilla, muchacho de los Barrios Altos, se haría, luego de las pruebas respectivas, dueño del puesto. Me secundó con su ritmo y son, en la mayor parte de mi carrera musical. En otro blog de Internet y comentando el programa de televisión "Cincomanía", se hace alusión al "Hombre del Acordeón" y su baterista "Papi", en una presentación que hicéramos a modo de promocionarnos. Nuestra relación de amistad continúa inquebrantable y ahora, ya es abuelo.

Debo agradecer el aporte de otros bateristas que tocaron para mi. Alfonso Juárez, muchacho de Pueblo Libre, muy serio y disciplinado. A Raúl Sáenz, veterano percusionista que participaba en "Trampolín a la Fama" y un gran amigo al que tengo prendido en mis recuerdos. Jorge "Coqui" Neciosup, chiquillo de mata musical generacional y muy bueno. "Carita" Estrada", connotado baterista peruano. José Aponte, radicado en Estados Unidos y, el "Dolton" Fernando Bolarte, que le dio lustre al conjunto.

En la guitarra, tendré que recordar siempre a Roberto Uceda, amigo al que admiraba con "Los Guajiros", notable trío romántico de los años 50 y que se iniciara con "Los Penecas", época infantil. A Carlos Monteodoro "Pitota", dueño de un tremendo swing tropical y vecino mío en la Unidad Vecinal Nro. 3. Al entusiasta Manuel La Rosa, hoy dedicado al canto y, a todos los buenos guitarristas ocasionales, a los que tuve que recurrir cuando eran abundantes "los chivos".

Un elemento fundamental en la agrupación fue "Lucho" Vivar. Cantor especialista en "todo". La cumbia, la salsa, el vals, la polca y la marinera. Sin dudas, el Animador de la fiesta. Le entraba hasta el rock y su fuerte era "La Plaga". Debo reconocer que los boleros estaban a cargo de Roberto Uceda. Finalmente, un recuerdo para nuestra movilidad: Juanito Barja y su "auto fantástico"; Don Juán Malpica y su Couster y Don Enrique Robles, que muriera baleado por el terrorismo. Todos, mis vecinos.

Una mención especial al Ing. Rubén Copara, amigo que se prestaba con su camioneta particular, a salvar los imprevistos y a Renzo Rubín, hoy todo un profesional "Speedy". "EL HOMBRE DEL ACORDEÓN", fue mi pasado. Hoy somos, "CARLOS SERVÁN Y SUS TECLAS". Me transporta otro vecino: Don Carlos Durand. Ellos y mis músicos, están en mi corazón e, igualmente, mis dilectos clientes a los que saludo y agradezco haberme concedido el honor de animar sus reuniones. ¡VIVA LA MÚSICA!.

"EL HOMBRE DEL ACORDEÓN". Primera Parte.

Hice realidad una aspiración de mi infancia: ser músico. Terminados mis estudios secundarios, ya preveía lo que sería mi futuro. En el Colegio Nacional "Ricardo Palma", tuvimos la oportunidad de practicar la locución, al lado de Luis Orbegozo, alumno de mayor grado y que dirigía el Informativo a la hora del recreo. Lucho, llegó a ser locutor de Radio Miraflores y nosotros nos iniciaríamos en el 54 en Radio "Victoria". Debo al profesor Salustio Maldonado Robles, su orientación y apoyo.

Mi otra vocación, la música, quedó postergada. El profesor Oscar Velásquez, que nos fascinaba interpretando las polonesas de Chopin al piano, me exigía tener instrumento y lógicamente, por razones obvias, era imposible. Sin embargo, el profesor de canto Pietro Bruno, que me había probado para el coro, tuvo el acierto de obsequiarme un manual de ejercicios para los dedos y que consistía en indenpendizarlos a base de prácticas sin el instrumento. ¡Cuánto le debo a este maestro!.

Me había convertido en un maniático. No tenía las manos quietas y aprovechaba cualquier circunstancia para ejercitar mis dedos. Al ingresar a la radio, aproveché de pianistas como Raúl Huambachano, Reynaldo Cruz y otros, observándolos en acción y que me enseñaran algunas posiciones. Aprendí de "oido" y no pasó mucho tiempo para interpretar los valses y boleros de moda. Hasta que apareció "Gaby Rossi", que me presentó al maestro Nino Sorrentino y empecé a estudiar música.

Me dije: "QUERER ES PODER". Adquirí un acordeón y me enfrenté al pentagrama. No desaproveché el tiempo y devoraba los ejercicios con mi ansiedad y voluntad a plenitud. Tenía 22 años de edad y el reto era difícil. Mi profesor me alentaba y se asombraba de mis rápidos progresos. En Surquillo conocí al "Cholo Berrocal" y me uní a sus presentaciones con mi acordeón. No desaprovechaba nada y sin imaginármelo, enseñando a niños lo elemental, culminé esta misión.

Serían mis amigos de colegio, los Hnos. Manuel y Jorge Revilla Villafuerte, los que me invitaron a integrar su grupo musical. Ambos eran percusionistas y llegaron los contratos. El público nos aceptaba y bailaba con nuestro repertorio de moda. En 1970, Domingo Rullo me convenció a ser profesional. Me proporcionó un "Transicord" (acordeón electrónico) y el amplificador y así, siempre con mis amigos, formé "Los Galenos". Como guitarrista me acompañaría Roberto Uceda, ex-integrante de "Los Guajiros".

Aceptábamos todos los eventos sociales y llegamos a importantes instituciones como "El Circolo Sportivo Italiano", los "Country Clubs", el "Club Esmeralda", etc. Cuando fungía de locutor en "CINCOMANÍA" por Panamericana T.V., Humberto Martínez Morosini, mi gran amigo y colega me bautizó como "El Hombre del Acordeón". Hoy he dejado el fuelle por los "teclados". Sigo en la brega y me siento orgulloso de haber cumplido mis sueños, superando los años a base de esfuerzo y dedicación. (Continuará).
Con Fernando Bolarte "El Dolton" en el Country Club "El Bosque" 

MIS AMIGOS EN INTERNET. "CHATEO, CORREO Y MUCHA COMUNICACIÓN".

Yo
Quiero referirme a mis experiencias en este medio cibernético. Hace ya unos buenos años que ingresé al computador y me entretenía con los juegos: el solitario, el ahorcado y otros. Empecé a escribir todas mis experiencias vividas hasta que el aparatito "mancó". Luego de mi operación al colon, mi adorada Zoilita, mi hija, me obsequió la suya y me hice adicto al "solitario spider" y por supuesto, a seguir con mis recuerdos. Un buen día ingresamos a Internet y desde entonces la diversión es más grata y la comunicación también.

Con Benito Sorrentino Carlá, hijo del que fuera mi maestro de acordeón y con el que nos conocemos más de 53 años, tuvimos un reencuentro al buscarlo por este medio. Radica en Venezuela con Carmen su esposa y sus hijos que ya lo han hecho abuelo. Estamos más unidos que nunca, nos escribimos casi a diario y les diré que fue un extraordinario acordeonista aquí y allá. Me ha prometido una visita y ojalá que sea pronto. Continuando con mis "patas" italianos, Roberto Spasiano que radica en los Estados Unidos, me escribió.

Mentirosos
Dejó el acordeón, aquí hizo muchos "chivos" (trabajos de músico) y en el país del norte es un próspero comerciante. Nos ubicó con el blog de "Artistas en el Perú" y es nuestro seguidor desde entonces. Saludos. Debí empezar por las damas pero, ya está. Se trata de Carmen Guizado Jol, amiga de nuestra casa paterna y cuyos padres fueron compadres de los míos. Nos escribimos y reenviamos correos. Es una delicia tratar con ella. Por cosas del destino, estábamos alejados y hoy más unidos que nunca. ¿Qué les parece?-

Mis amigos periodistas Roberto Salinas Benavides, Alfredo Kato, Justo Linares, Heraldo Torres Osnayo y Carlos Castro Maya, hemos encontrado el entretenimiento adoc. Son constantes nuestras comunicaciones y el saludo es casi a diario. El gran locutor Manuel Obregón que el 6 de Mayo se comió la torta sólo, nos da su compañía imaginaria y selecciona unos envíos extraordinarios que "al toque", reenviamos a la familia cibernética. Lo mismo pasa con Carlos Martínez Ardila en USA, hermano locutor de Colombia.

Soñadores
Carlos Morán Euribe, artista del dibujo y maestro de arte y comunicaciones, también locutor, es "caserito" y a diario nos regala sus disparatadas ocurrencias. Gracias tocayo. Algo olvidado estoy de Milagros Valverde, la periodista nocturnal de RPP y quien me quita el sueño a partir de las l2. Gran amiga y nos regalamos con sus fotos en FaceBook que son un deleite. Mis hijos y mis sobrinos, en especial "Mechita" Serván y Osiris desde Suiza, que fue el causante de tener estos cuatro blogs que me entretienen y divierten. También las Hnas. "Nena" y Carmen Castro Salas, hermanitas de mi querida nuera Mechita.

Ahora último, César Carmelino, Hernán Caycho y Oswaldo Oviedo, de la promoción 58 del "Ricardo Palma", nuestro querido Colegio y evocamos dichosas experiencias de ayer. Hay muchos más y me siento reconfortado con mi hermano Hernando que nos lee a diario. Por todo esto, mi mensaje a los "vejancones" como yo. Olvidar el teléfono. Ahorro y economía. A "chatear" se ha dicho. Ingresen a este mundo y no se van a arrepentir. Lo que aducen es un vicio, es pura mentira. A combatir el Alzheimer y dar trabajo al cerebro. Gracias.

CEDER EL ASIENTO A LAS DAMAS O A LOS MAYORES. ¡SÓLO RECUERDOS!.

Aquí si todo tiempo pasado fue mejor. La educación empezaba en casa. Nuestros padres estaban atentos a todos nuestros movimientos y siempre vigilantes de lo que hacíamos. Desde niños, lo recuerdo muy bién, los consejos diarios de respetar a los mayores, saludar atentamente al vecino y dedicarnos siempre al estudio. No faltaban por supuesto las "mataperradas" pero, en el fondo, eran algo asi como probar qué sucedía si infringíamos las reglas. El resultado era siempre una lección que acatábamos para siempre.

Hay un reglamento en los ómnibus y que vemos se va a aplicar en el nuevo sistema a inaugurarse pronto. Se ha establecido un lugar RESERVADO para minusválidos, mujeres con embarazo o con niños en brazos y ancianos. Generalmente esos asientos son los que están sobre las ruedas, es decir, adaptados de cualquier forma y muy difíciles de acceder. Con decirles que ni los viajeros comunes se desean sentar sobre ellos. Qué falta de criterio y sensibilidad. ¡Lo peor, para los que físicamente están en malas condiciones!.

Los contemporáneos con nosotros, recordarán que antaño se cedía el asiento a las damas. Las personas mayores de edad no tenían que preocuparse al subir al ómnibus porque, si iba lleno, inmediátamente había alguien que les cedía su lugar o asiento. Existía la cortesía y gentileza. Las damas, agradecían con un gesto agradable o una sonrisa. En el colegio, siempre a la hora de entrada y en el patio de formación, el Director recordaba sus deberes a los educandos, dentro y fuera del colegio. Ellos daban el ejemplo.

A nuestro retorno a casa abordamos uno de estos servicios y, dada nuestra condición de mayores de edad, solicitamos un asiento en especial para mi dama. Muy cómoda viajaba una señora y su joven hija al costado sin importarle la solicitud. Insistimos y su respuesta fue que le había pagado el pasaje y que fuéramos a los asientos reservados. Más atrás, descubrimos que el joven padre de esta familia insensible, "dormía" ajeno a lo que acontecía en el carro. La niña lucía sus galones y uniforme escolar muy condecorada. ¿De qué?.

Todos los caballeros viajantes "dormían" a placidez. Qué grandes actores para simular que estaban en brazos de Morfeo. Jóvenes universitarios, parejitas de enamorados con besuqueo y todo. Una calamidad de educación. Ese es nuestro Perú. Son los que tendrán que sacar la cara por la Patria en caso de algún suceso bélico. Pero ¿qué es para ellos la Patria?. Un servicio militar a la fuerza y bajo ciertas condiciones de favor a través de una Ley. ¿No es entregar la vida por sus compatriotas?. ¿Por las mujeres y los ancianos?.

Si no lo hacen en un ómnibus con un simple ceder de asientos, menos lo harán en una guerra. Si no hay amor ni respeto por sus semejantes, por quién van a pelear. ¡Guerra perdida!. De nada sirven las armas bélicas si no hay voluntad para los suyos. Un ómnibus es muestra de nuestra realidad. Gente joven cansada y desanimada. Insensible y egoísta. Floja e irrespetuosa. ¿Podrán ser soldados alguna vez?. A la fuerza sí. Pero la derrota está fija. No tienen por quién pelear ni defender. ¡Qué dificil será vencer!.Gracias.

SOMOS ACCIONISTAS DE "ESSALUD". ¡AUNQUE UD. NO LO CREA!.

Hoy, ayer y siempre estarán los servidores de ESSALUD, haciendo huelgas por aumento de salarios. Salen a las calles y protestan y exigen a grito pelado. Declaran en los medios de comunicación y hay que ver a sus dirigentes de qué manera hacen ver sus puntos de vista. Se le exige al Gobierno y se aducen compromisos pactados con los congresistas. Este mediodía en los noticieros, declaró un vocero de ESSALUD que ellos, están impedidos por Ley a realizar aumentos de sueldo.

Se tomaron tan en serio su papel, que en ningún momento hablaban a nombre de esta institución. Daría la impresión que se sentían los dueños del negocio. Respondían en la conferencia de prensa, casi afectados por la situación que se plantea. Nosotros vamos a hacer una reflexión, por que es hora que se pongan los puntos sobre las "íes". En primer lugar me referiré a la Seguridad Social. ¿Cómo funciona?. ¿De qué se capitaliza?. ¿De donde salen sus recursos para mantener a tantos trabajadores?.

Quienes hemos trabajado y ganado un sueldo, hemos sido descontados mensualmente de una suma de dinero por toda nuestra existencia laboral. Hasta en la jubilación se nos descuenta. Somos miles y millones de trabajadores que aportamos para que cuando tengamos una enfermedad, seamos atendidos con calidad en estos hospitales. Y la verdad, es que no resulta asi. Nuestra experiencia, primero, ante los llamados módulos de atención es pésima. No hay la más mínima voluntad de hacerlo como se debe hacer.

TODAS ESTAS PERSONAS EN GENERAL, CREEN QUE ESTÁN ATENDIENDO A GENTE QUE LES DEBE UN FAVOR. PARA UN ENFERMO IR A UN HOSPITAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, ES COMO IR A UN TERRIBLE SUPLICIO Y EN VEZ DE SALIR RECONFORTADOS, SALIMOS DEFRAUDADOS. ¿COMO NOS VAMOS A CURAR ASI?. "A LOS DUEÑOS DEL NEGOCIO QUE SOMOS NOSOTROS, NOS TRATAN COMO SI FUËRAMOS SUS SERVIDORES".

En efecto, millones de soles son recaudados de nuestros haberes y de las empresas. ¡Estamos pagando!. Ahora poco, una empleada me dijo que pronto tendría que pagar por todo. Es que esta damita no sabe que , inclusive ella, aporta para que se atienda a los enfermos?. Y salen los "ejecutivos" a declarar que no pueden solucionar los problemas y que es árduo el esfuerzo que realizan para mejorar la Seguirad Social. ¿Con qué plata?. ¡Con la nuestra, con la de todos, porque para eso es que nos descuentan.

¡Qué lástima no se entienda lo que manifiesto!. Ud. amiga y amigo. Sano o enfermo. Patrón o servidor. Padre de la Patria. Presidente de la República. Entiendan que los accionistas principales del "negocio de la Seguridad Social", somos todos y, en especial, los trabajadores. No se llenen la boca pregonando que inauguran hospitales y los implementan por voluntad propia. Para eso cobran y son elegidos. ¡Basta de demagogias y hagan algo porque de lo contrario... ¡Serán Despedidos!. ¡He dicho!.

"ALEJANDRA Y JOAQUÍN". MIS NIETOS Y LA MÚSICA.

Ya se ha hecho costumbre en el Perú, la celebración del "Día del Padre". No se podrá igualar de ninguna forma al de la madre, porque hay otros rasgos humanos que nos diferencian notablemente y establecen la diferencia. Sin embargo, cuando los sentimientos surgen de las raíces profundas en lo que hoy conocemos como cuadro genético, hay que palpar en carne propia lo divino de la naturaleza que, milagrósamente, tal un manantial que brota espontáneamente, señala las características de la repetición.

Recuerdo que mi madre, en esos momentos de gratos recuerdos de nuestra niñez, nos decía de cómo la música nos afectó desde el nacimiento. Por ejemplo, en aquellos momentos del lloro sin aparente motivo, bastaba hacernos oir la reproducción de un disco en la victrola y la calma nos invadía. De siete hermanos, yo era el que funcionaba al compás de un sonido. Una canción, "Figurín de Cartón", lograba el milagro de que el bebé que todavía no cumplía el año, acariciaba precozmente el pentagrama.

La suerte y mi hijo Juán Carlos, me han regalado mis primeros nietos, es decir mellizos. Mujercita y varón cumplirán el 10 de Noviembre sus dos primeros años de vida. Tratando de poner en evidencia lo que nos sucedió cuando bebés, arrullamos a Alejandra y Joaquín, entonándoles la "Canción del Vino", una especie de tarantela que ejecuta la Orquesta de Andre Rieu. Como me paso un día completo con mis nietos, en dos ocasiones practico la experiencia y logro que con esta melodía, se duerman.

Mi nuera Mechita me ha bautizado como "el abuelito arrullador". Siento el amor de esos niños y sentimientos especiales me invaden. Hoy, Día del Padre, llegaron a nuestro hogar y de acuerdo con mi querida esposa, reprodujimos el disco con la actuación del afamado músico. Era la primera vez que oían esta versión, sólo conocida por mi arrullo. Quedaron impresionados y estáticos frente a la pantalla y sustraídos a la melodía y canto del tema referido. Tuve que cargarlos, porque pedían los brazos.

¡Qué manera de gustar de la música!. Querían la repetición y en completa sugestión, observaban cómo los protagonistas del espectáculo, los fascinaban. Dieron cuenta de su merienda sin ocasionar problemas y festejaban los aplausos con sus ojitos plenos de alegría. Debo reconocer que soy un "abuelo chocho" pero no exagero. Todos los presentes, sin ánimos de complacerme, quedaron convencidos de esta experiencia y, a tres horas que dejaron mi hogar, estos niños han inundado mi ser..

Abuela cantante lírica, tía que cantó desde los 3 años, abuelo acordeonista y tecladista y padres musicales al ciento por ciento, no pueden haber hecho mejor trabajo al regalarnos dos nietos de congénita vena artística. He vuelto a sentir el amor, aquel puro sentimiento del alma y que nos embarga totalmente. No pinto genios y no pretendo extravagancias. Acepten mi cariño y tómenlo con la comprensión debida. Porque "mis nietos y la Música" son un milagro de Dios que revitaliza mi existencia. Muchas gracias.

ZOILA ESPERANZA ¡MI SUEGRA!. ¡FUE UN AMOR EN CARABAYLLO!,

De muchacho siempre oía decir bromas acerca de las suegras. Las letras de las canciones jamás hablaban bien de ellas. La fama de las madres políticas, no era nada buena. Y ante ese panorama adverso cuando hube de ir al altar, rogaba no caer en tal desgracia. La experiencia de mi padre con la suya, no pude verla porque mi abuela murió temprano. Con respecto a mi madre, la conoció sólo por cartas porque jamás llegó a la capital. A mis 21 años, conocí por vez primera a una suegra propia. Confesaré que mi primer encuentro con Zoila Esperanza, no fue tan grato.

La del gorro rojo es mi querida suegra.
Aconteció una noche pasadas las 11 y que acompañábamos de retorno a su hogar, a la que sería mi esposa. Ni mis amigos Leonidas Carbajal y Manuel Sotomayor, este último músico acordeonista que nos acompañó a celebrar su cumpleaños a un chifa, se salvaron de la reprimenda que, en trío, recibimos de la cincuentona señora de pelo plateado. Era la segunda vez que trataba a esta mamá, muy pegada a su disciplina antañera. Con Antonieta, mi querida "Gaby Rossi", sólo duró el noviasgo un año. ¡Para qué más!... adujeron mis suegros. Llegamos al Altar un 30 de Noviembre de 1958.

¡Super engreída!
Debo confesarles algo y muy sincéramente. Me saqué la suerte con mi suegra. Cómo olvidar esos desayunos y almuerzos de los domingos, cuando caíamos de visita casi obligada. Zoila Esperanza Quiroz Perasso, una dama peruana descendiente de genoveses, me abrió su cariño y con Moisés, su viejo, encontré otra casa paterna. En poco tiempo nos tratábamos con la confianza que debe existir en una familia. Manuel, 4 años menor que yo y todavía estudiante universitario, se asimiló al panorama y se convirtió en un hermano más. Lo mismo pasó con Juán, el cuñado radicado en España.

¡Ah!... Me olvidaba de la abuelita María, la suegra de Moisés y que vivía con ellos. De un genio especial, sucumbió ante el sonido de mi musical acordeón. Cantaba como la nieta y también llegué a quererla. Se nos fue temprano y con gran dolor. No cambió en nada esta familiaridad, hasta que nos llegó la madurez y para ellos la vejez. Les diré que en los momentos más difíciles de salud de Zoila Esperanza, creció aún más mi afecto hacia ella. No podré olvidar nunca aquellas sus palabras de consuelo cuando perdí a mi madre. Con una certeza de su personalidad me dijo y hoy evoco:

¡Ella ya descansa al lado de Dios. Ahora, yo soy tu madre!. Me abracé y lloré a su lado y, en efecto, desde aquella vez, nunca la abandoné y la llené de todo mi amor de hijo agradecido. Zoila y Moisés, suplieron con creces la ausencia de mis padres, ambos fallecidos en tan sólo un mes. Barbarita y Angel, no soportaron la separación. Primero se fue él y como si hubiera firmado un compromiso con su viejo, justo el día de su primera Misa, nos dejó igualmente la que nos enseñó a rezar. Gracias a Dios, una suegra querendona y su siempre amado esposo, fueron mi consuelo total.

Cuando Moisés tuvo que viajar, Zoila Esperanza se refugió en mi hogar. Sólo eran recuerdos los tiempos en los que nuestras visitas a su hogar, llenaron su soledad. Esa ancianidad suya me llenó de energía especial y experimenté la belleza sublime de dedicarme a su cuidado. Gracias a ella, y me lo decía, gané el cielo. Hasta que también partió. Cuando fuí operado del colon, acudí a su recuerdo y al de todos los que están en el más allá. Son dos años y tres meses que sobrevivo al cancer y me entretengo en este teclado milagroso, siempre acompañado de Zoila Esperanza, mi suegra adorada. Gracias.

ANIVERSARIO DE CARABAYLLO. ¡NUESTRO SALUDO!.

Esta semana están culminando las actividades programadas por un aniversario más de su creación política. Un 20 de Julio de 1973, llegamos a la Urbanización Santa Isabel, de este igualmente querido Distrito de Carabayllo. Era la realización anhelada de la casa propia, de la seguridad futura de mi familia y el final de la dura etapa de los alquileres y sus consecuencias. Este mes de Julio, mes de la Patria, tiene por ese motivo una connotación especial para nosotros.

Si sentimos el sano orgullo de ser surquillanos, haber crecido, educado y formado en su suelo, desde que pusimos pié hace 37 años en el distrito más antíguo de Lima, nuestra vida se adecuó a su sano clima y a su afectiva población. Lo que parecía antes sumamente lejano y con una sola vía de comunicación como lo era la Av. Tupac Amaru, hoy, con la Universitaria, se ha superado y se seguirá acortando con el Metropolitano, proyectado hasta este lindo cono norteño.

Encontramos un clima seco y poco afectado por la contaminación ambiental. De aquel clima húmedo de la Lima céntrica que no soportaban los frágiles organismos de mis hijos, llegamos al aire casi puro que alivió sus males respiratorios como por encanto. Santa Isabel, esta querida urbanización muy progresiva, con gente profesional y en su mayor parte provinciana, tiene el espíritu solidario que la caracteriza. Claudio Zegarra Ames, es nuestro amigo y médico de la familia.

La gran mayoría de propietarios y nos incluímos nosotros, en base al gran deseo de superación que nos ha acompañado siempre, fuimos mejorando progresivamente nuestras casas. Hay elegancia en sus jirones y un comercio que se agiganta, pese a la aparición de los mounstruos empresariales. La relación vecinal es buena y existe una juventud anhelante de lograr sus metas. Aquí en Santa Isabel, se dió el reencuentro con el gran colega Hamilton Zevallos, compañero y buen vecino.

En estos 37 años, corrieron vertiginosos los años de estudios de mis hijos, conquistaron sus profesiones y formaron su hogar. Zoilita, es mi vecina y vive feliz con Raúl Castro Salas, ambos empeñados en progresar. Su residencia es su orgullo y nos viene superando con sus facultades de arquitecta y su buen gusto. El varón, Juán Carlos, también encontró el amor en Santa Isabel y con su amada Mechita, viven en Lince y nos han convertido en abuelos de los mellizos Alejandra y Joaquín.

Del campo publicitario tenemos vecindad con Gonzalo Chávez Rondón, muchos años vinculados en dicho medio. Cada 8 de Diciembre, Día del Locutor, la celebración es grande en nuestro hogar que recibe la visita de Jaime Pizarro, Roberto Salinas, Carlos Morán, César Serván y Juán Felipe Montoya entre otros. Antonio Rubín, me dió la bienvenida y sigue identificado con nosotros. Son muchos mis vecinos y amigos. A todos les agradezco estar en Santa Isabel de Carabayllo. Gracias.

sábado, 10 de julio de 2010

"PALABRAS DE PRESENTACIÓN".

Amigos y vecinos de este gran distrito del Cono Norte. Vaya el saludo de José Carlos Serván Meza desde  el Jr. Los Narcisos de la Urbanización Santa Isabel. Estamos creando "CARABAYLLO Y YO", anticipándonos a recordar nuestra llegada a este ya querido suelo, un 20 de Julio de 1973. Son 37 años de permanencia feliz, al lado de personas nobles, trabajadoras y optimistas. Estamos cosechando lo que sembramos, es decir, amistad. Hoy, tenemos la tranquilidad de una casa propia y rodeados de gente decente y de magnífica voluntad.

Aún recuerdo aquella tarde, agitada por el suceso de la mudanza. Desde la Unidad Vecinal Nro. 3, con la ayuda de mi amigo Eugenio Tapia, un surquillano buena gente y amigo de la infancia que nos proporcionó su camión y su brazo fraterno. Resguardándonos Guillermo Soliz, amigo policía y querido vecino de la Unidad Vecinal Nro. 3 que se prestó voluntáriamente a darnos su ayuda. Fue un viaje largo, considerando que sólo existía la Av. Tupac Amaru y desconocíamos las rutas más convenientes para llegar a la Urbanización Santa Isabel.

Nuestro reloj marcaba las 5. Mi esposa, Antonieta Bernales Quiroz, sentía la misma felicidad de todos. Fue fácil llegar y ubicar la casa. Todavía se sentía la poca población existente. Casi nadie en las calles. Abrimos la puerta principal de nuestro chalecito modelo "D". Juanita, mi hija mayor, ayudaba a ingresar todas las cosas pequeñas, mientras que los niños Zoilita y Carlitos, se miraban sorprendidos y. como todos, ayudaban con lo que podían. Eugenio, Guillermo y "papá", éramos los poderosos del equipo de la mudanza.

Dentro de la casa, mi querida esposa iba acomodando nuestras pertenencias y las sombras comenzaban a invadir el escenario. Hubo un brindis de llegada y quedamos aquel 20 de Julio en nuestro techo propio. Se despidieron Eugenio y Guillermo, personas a las que jamás olvido y que, a pesar del tiempo transcurrido, seguimos en familiar contacto. Algo faltaba. No habíamos previsto la Luz ni el Agua. La hora avanzada y la emoción, nos impedía calcular que con una llamada telefónica, podíamos resolver la emergencia.

De pronto, un toque en la puerta nos sacaba de las ocupaciones. Era nuestro vecino Antonio Rubín y su pequeño hijo Renzo. Un huanuqueño de primera que nos abrió su corazón y nos dio la bienvenida con lo que más necesitábamos: el líquido elemento y la iluminación. Todo fue cuestión de cruzar cables y llenar vasijas, hasta que el amanecer del día siguiente nos permitiera gestionar lo necesario. Hace 37 años, nuestros hijos eran niños y, desde aquella vez, mantenemos una amistad irrompible los Serván Bernales y los Rubín Córdova.

El tiempo ha pasado raudo. Este exlocutor del Canal 4 de Televisión y que se iniciara en la Radio Victoria en los años 50, ha visto aparecer sus canas en medio de su otra actividad de músico. Ya les iremos contando lo que han significado estos 37 años. Un saludo a toda la población distrital y en especial a la vecindad de la Urbanización Santa Isabel. "CARABAYLLO Y YO", es el sentimiento de un surquillano que ha visto transcurrir toda una vida con su familia en suelo tan noble. Gracias.