martes, 26 de octubre de 2010

LA SEÑORA MARGOT CÓRDOVA DE RUBÍN ¡FELIZ CUMPLEAÑOS!

Esta noche a golpe de 10 y prestos para ver las noticias, sentimos un ¡Feliz Cumpleaños! Procedía la celebración de casa de mis amigos y vecinos de hace 37 años en esta querida urbanización Santa Isabel. Le pregunté a mi hija Juana, como es lógico indagar, de quien se trataba. Comenzamos a suponer, descartamos a Matías que lo celebró y la única posibilidad sería el festejo del cumpleaños de nuestra gran amiga Margot. Nos íbamos a descansar y hace un ratito, sonó el timbre del teléfono.

No era hora de llamadas y como en todo hogar, empiezan las preocupaciones. Contesto e identifico la voz de Margot de Rubín. ¡Ajá! ¿Hay cumpleaños? indagué. Me dijo, ábrame su puerta. Bajé presuroso y en efecto, era esta señora querida que, en vez de esperar la regalemos, nos traía, como es costumbre en ese hogar, parte de lo que saben preparar para estas ocasiones. Además, las proporciones de torta que, más los camotitos asados, me obligó a pedir ayuda a Juanita. ¡Qué derroche de amistad!

En este blog y en "El Surquillano", me he referido a los Rubín-Córdova, como los vecinos que nos dieron la bienvenida al llegar a Santa Isabel, repito, hace 37 años. Hemos visto crecer a nuestros hijos, pasar aprietos e incidentes que da la vida y nada, absolútamente nada ha quebrado esta relación que mantenemos con gran felicidad. Hoy, todos logrados y especialmente en el buen camino, vemos crecer a nuestros nietos. Me siento emocionado al vivir estas demostraciones de afecto y bondad.

La señora Gaby, como se le conoce a mi esposa Antonieta, saltó de la cama y como es natural a indagar lo que acontecía. Anota la fecha, que no se te olvide. Hace 37 años que me olvido de todo o, simplemente, no caminamos pendientes del calendario. Reaccionamos y ya pasaron un montón de cumpleaños. Supongo que lo mismo sucederá en todos los hogares cuando los "jefes" superamos los 70. Lo de esta noche, será parte del recuerdo grato que acumulamos día a día.

Mañana, tendremos nueva ocasión de degustar la sazón de esta dama arequipeña llamada Margot. Creo que es Margarita, como las flores y que con Antonio nos dan siempre lecciones de amistad. Residir en Santa Isabel de Carabayllo, es un lujo al ser vecinos de los Rubín. ¡Cuánto aprendemos con ellos! El tiempo corre y en esos iniciales de nuestra relación vecinal, supimos querer a Manuelita y Don Pablo, padres de quien nos agasajó en el día de su cumpleaños. Ya están en el cielo al lado de los nuestros.

Es así como se forman las tradiciones buenas. Es mi esperanza en la relación de nuestros hijos. Hoy están abocados a su familias pero, con toda sinceridad, siempre los invoco a continuar en este fin, el de la amistad verdadera. Mil gracias Margarita Córdova de Rubín. Salió premiada con Renzo y Renato y ya disfruta de la otra lotería de los nietos. Ellos son Nur, hijita del mayor y Fabián y Matías, las arañitas de Renato. Mañana es la "joroba" y estaremos brindando por que sean más los años a venir. Gracias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario